Opinión

“Escenario despejado”

Marcelo Trovato

Analista de mercados. Fundador y Manager de Pronóstico Bursátil.

sábado 24 de noviembre de 2018 - 9:18 am

Columna publicada originalmente en Pronóstico Bursátil

La persona pragmática es aquella que relaciona los efectos en las cosas o las circunstancias con las personas que los causan. Analiza las ideas, verdades o declaraciones a la luz de los efectos o resultados que produce en aquellos que la predican o practican.

Cristina Fernández y Elisa Carrió tienen algunas cosas en común, por raro que parezca, ambas son estrategas de la política, saben manejar los tiempos y sus silencios, y ambas toman distancia para poder ver el bosque sin que los árboles se lo tapen.

Carrió fue quien tuvo la iniciativa de concebir una alianza para derrotar al Kirchnerismo, fue lentamente juntando voluntades y convenciendo a las personalidades que tiempo atrás jamás se hubieran sumado a esa aventura que fue Cambiemos.

Y hablamos en tiempo pasado de Cambiemos no casualmente sino porque Carrió se fue o la fueron, el radicalismo aprovechó la pérdida de una banca en el Consejo de la Magistratura sobreactuando con una solicitada en los medios y pegó el portazo. Carlos Melconian fue lapidario esta semana y el Círculo Rojo ya no se cuida siquiera de declarar en los medios su descontento. 

PRO puro y con cada vez menos jugadores de fuste hacia el futuro. 

Y aquí la paradoja, hoy Cristina Fernandez es quien ha sido la que, a sabiendas que es la figura con mejor caudal de eventuales votantes tomó la iniciativa para unificar al Partido Peronista, es consciente que el pueblo nunca vuelve al pasado, mide bien en las encuestas pero bien sabe que no le alcanza, entonces valiéndose de esas mediciones intenta conservar el Poder en las sombras y mantener sus fueros como candidata a Senadora, no se presentará como candidata a Presidente. Pero intentará ser la abanderada de la Unión, tal cual lo fue la Diputada Carrió.

Los Gobernadores se despegan de las elecciones nacionales intentando conservar el poder territorial y los Massa, Urtubey, Insaurralde son jóvenes aún, pueden esperar cuatro años más, algunos lograrán mayor conocimiento de la gente, otros tendrán algún Ministerio disponible para mostrarse mientras la transición se lleva a cabo.

Cristina Fernandez y el Peronismo tienen hoy el mismo objetivo que tuvo Carrió y el Radicalismo hace cuatro años, derrotar al PRO. 

Y sólo una persona tiene las características necesarias para ganar, terminar de organizar al partido y un pasado sin grandes fisuras en el inconsciente colectivo, pero solamente pensándolo como “transición”, sus 76 años  le impiden llegar más lejos, y eso también les viene muy bien a los que hoy quieren candidatearse a presidente sin poder asegurar un triunfo, serán sólo cuatro años.

Antes de dejar el Ministerio de Economía denunció frente a las narices de Néstor Kirchner la cartelización de la Obra Pública, se fue sin hacer ruido y nunca debió desfilar por Comodoro Py, y gracias a Remes Lenicov arrancó su gestión con el trabajo sucio realizado.  Se llama Roberto Lavagna y a nuestro juicio el candidato del Peronismo unificado para 2019.

Típico del PJ, los sindicatos a los que va a necesitar ya le dieron el visto bueno y entre líneas el Diario Clarín con la nota de esta semana podríamos decir que recibió la “bendición”, para confirmarlo del todo con presentarse en un par de programas del canal del Grupo alcanzará.

Otro dato relevante es la intención de Maria Eugenia Vidal de desdoblar también las elecciones en Buenos Aires, pareciera ilógico porque la que tracciona más votos al PRO es la Gobernadora y no al revés.

Pero si lo vemos desde otro punto de vista la jugada puede salir bien, a saber:

Pese a que post Cumbre G20 desde el Gobierno intentarán hablar de Deflación para la tribuna, en virtud que uno, y quizá dos meses la inflación se morigere, el año 2019 será pésimo en términos económicos y sociales.

La inflación no va a bajar, el tipo de cambio será tema de todos los días en los medios y con los bolsillos vacíos de la sociedad no se ganan elecciones jamás.

El Martes 27 a las 19 hs en nuestro canal de YouTube ahondaremos en lo económico, pero hoy amerita el análisis político porque es el escenario que faltaba despejarse.

Mauricio Macri, a nuestro juicio, va a llegar sin chances de ganar una reelección, porque además de la debacle económica en la que estará inmerso nuestro país, delante ya no estará el Fantasma Cristina, y el “nosotros o el caos” perderá sentido.

Asimismo si pensamos que la corrida cambiaria de Abril a Mauricio Macri lo afectó tan fuertemente que él mismo lo comparó con los días vividos durante su secuestro, “cuestiones de salud y alto stress” quizá lo hagan desistir de intentar la reelección o bien sea “contraindicado” por su equipo médico.

Y es aquí donde, a falta de cuadros políticos, anticipar las elecciones en Buenos Aires le abre la posibilidad a Maria Eugenia Vidal ya reelecta como Gobernadora, a dejar su cargo en manos del ViceGobernador y ante “la emergencia” ser ella la Candidata a Presidente.

Y en el medio habrán “Bolsonaros” que puedan quizá forzar una segunda vuelta electoral. Como en 1973 La Nueva Fuerza y Julio Chamizo de Candidato a Presidente metió una cuña con un 2%, Olmedo (asesorado por Juan Bautista Yofré quien llevó a la presidencia a Carlos Menem) o el mismo José Luis Espert “con el sello” del Partido Demócrata de Alberto Natale intentará refundar la UCEDE de Don Alvaro Alsogaray. 

Si sabemos leer entre líneas, si tomamos nota de los pequeños grandes detalles, si sopesamos empíricamente los datos macro económicos, la relación deuda/PBI, los déficit fiscal y quasifiscal, la estanflación que todavía no mostró su peor cara y la hiperinflación que no podemos descartar según actúen los agentes económicos por su memoria inmunológica, sumado que para la segunda parte de 2019 en adelante la deuda es impagable, e insustituible el 100% por préstamos adicionales del FMI; el escenario para nosotros quedó bastante despejado, y como sostuvimos alguna vez Macri será el Remes Lenicov del próximo Presidente, pero no por decisión sino porque el mercado no tiene sentimientos.

Quizá no se materialicen los hechos tal cual los imaginamos pero estamos seguros del rumbo.

En términos de mercados, venimos sosteniendo que la permanente caída de las paridades de los bonos y la suba del riesgo país estaban avisando, esta semana el dólar mayorista se despertó y con fuerza, mantenemos nuestro objetivo de $52.- de corto plazo y de tres dígitos para el año próximo.

La renta variable parece a simple vista que acompaña pero no se dejen engañar, el poco volumen y el saque de tenis continúa, dar altura para vender, con cada balance que llega bueno o malo se agotan los movimientos, ya quedan pocos por llegar, y cuando el farol se apague (GGAL) las caídas serán de a dos dígitos porcentuales diarios.

Los índices americanos sospechamos que le van a enviar un mensaje a la Reserva Federal hasta el 19 de Diciembre, y que mejor mensaje que generar una baja de 3000 puntos de Dow Jones como para que piensen dos veces si mantener la estrategia de suba de tasas es lo que quiere el mercado.

Las criptomonedas acumulan una pérdida superior a los U$S 700 mil millones, se pinchó la burbuja, la primera pero no la última.

Steve Bannon, ex asesor de Trump, está en la Eurozona armando una partido político con los Bolsonaros que andan pululando por el mundo, Le Pen, Salvini, grupos neonazis y demás yerbas, falta menos de lo que pensamos para que el Euro pase a formar parte de las monedas de colección.

El Petróleo cayendo como anticipó Trump en un tuit no sorprendió, quiza en los U$S 47/49 tengamos un rebote de diez dólares, pero se está armando un meganegocio con este comoditie y la exageración a U$S 35 por algunas semanas lo podemos ver muy rápidamente.

Lo más inquietante que estamos avisorando es que de la mano de la segunda fase del cambio de ciclo económico, ahora el turno de la crisis de deudas públicas, son las similitudes con el comportamiento de los mercados con 2007-2008, mucho cuidado.

COMENTARIOS