Salud

Hábitos para mejorar la postura en el hogar

Las contracturas y otras molestias no son solamente propias del horario de trabajo

lunes 26 de noviembre de 2018 - 7:20 am

La higiene postural en el trabajo está calando cada vez más en la población. Pero, también puede ocurrir lo mismo cuando se desempeñan las labores cotidianas en el hogar.

Las malas posturas pueden provocar  a corto plazo contracturas y rigidez articular, y a la larga una lumbalgia o una hernia discal en personas con predisposición.

Cuando la gente llega a casa baja la guardia y hacemos gestos inadecuados que, de forma reiterada, pueden generar lesiones. La cocina es uno de los lugares donde más movimientos incorrectos se realizan. Uno de ellos es agarrar cosas situadas por debajo de la cintura, flexionando el tronco y no las rodillas. La musculatura lumbar no está preparada para hacer este gesto sino para estar erguida.

Esto ocurre cuando se coloca la compra. Se suele poner la bolsa en el suelo y se van ubicando los productos en la heladera o en los armarios desde abajo, cuando lo ideal sería colocar la bolsa en una silla a la altura de la cintura e ir tomando las cosas con la espalda siempre recta.

No se debe cargar más de un 10 por ciento de la masa corporal, y menos en un solo lado. Para evitarlo conviene usar un carro que se empuje con los dos brazos estirados, pues se hace menos esfuerzo ergonómico que el que requiere uno que tenga que ser arrastrado.

Y para hacer lavar la ropa, lo óptimo sería tener una lavadora de carga superior. También puede ser lesivo escurrir el lampazo de forma inadecuada o limpiar las baldosas o cristales colocando la muñeca en una postura forzada y con extensiones de codo de forma brusca.

Tampoco se recomienda un palo demasiado corto que provoque que el tronco se tenga que inclinar hacia delante. Es preferible que mínimamente mida 1,30 centímetros.

Tampoco es bueno poner objetos pesados en armarios superiores, pues al agarrarlos cuesta más y se estiran los brazos por encima de la cabeza, forzando el hombro y el cuello.  En estos casos, aconseja, si no se pueden ubicar en otro lado), utilizar una escalera y así hacer una carga horizontal y no vertical.

Para planchar y que no se sobrecarguen las lumbares conviene colocar la tabla a la altura de la cintura y cuando se pasan muchas horas planchando no hay que poner los pies juntos sino uno por delante y colocado sobre un pequeño taburete (alternándolo con el otro pie) para cambiar las cargas de la cadera.

Más consejos prácticos

Limpiar cristales

No se debe hacer adoptando una posición forzada o de puntillas. Para alcanzar zonas altas es mejor subirse a una escalera.

Fregar

Se recomienda hacerlo con un pie a la altura aproximada a la de un escalón, pudiendo utilizar  el espacio de debajo de la pila. Se puede cambiar de pie alternativamente.

Lavarse y cepillarse los dientes

Se hará con una ligera flexión de rodillas y apoyados  en el lavatorio

Hacer la cama

Se debe hacer con flexión de piernas y con la espalda recta. En caso de camas pegadas a la pared, es mejor separarla que estirarse uno mismo.

Pasar la aspiradora

Es mejor doblar y apoyar en el suelo una o las dos rodillas para acceder.

Frente a la computadora

El borde superior del monitor debe estar a nivel de los ojos o algo por debajo; el mouse, próximo al teclado, y las piernas y muslos, a 90 grados.

Fuente: Cuidate Plus

COMENTARIOS