Alimentación

Consejos para congelar las verduras

Cómo conservar estos alimentos de la mejor forma

domingo 25 de noviembre de 2018 - 7:11 am

Aunque se aconseja comer siempre las frutas y las verduras frescas, a veces tenemos la necesidad de guardarlas, y una opción para consumirlas tiempo después es congelarlas.

Para esto, podemos optar por la manera más sencilla de hacerlo, esto es, congelar la verdura ya cocinada y meterla en distintos tuppers para ir sacando raciones, o congelar la verdura fresca o cocida de forma individual.

A la hora de hacerlo debemos procurar colocar una etiqueta con la fecha en la que se ha congelado. Pero no deben permanecer en el congelador más de 6 meses. Para realizar un congelado correcto habrá que introducir la verdura preparada o cruda en bolsas de congelación o en recipientes herméticos especiales para congelar.

Los especialistas recomiendan congelar aquellas verduras con un alto contenido en agua ya que al hacerlo, éstas pierden toda su textura y se cuartean, estropeándose. Es por ello que algunas como el apio, el pepino, la lechuga o la papa no deben congelarse. El resto sí, pero siempre tratando de que no pierdan sus propiedades y nutrientes.

Para ello es preciso eliminar las enzimas que contienen. Estas son sustancias orgánicas que afectan al ritmo con el que se descomponen los alimentos, haciendo que pierdan su color y sabor, además de sus nutrientes.

Para conseguir frenar la acción de las enzimas es conveniente cocinar las verduras antes de congelarlas, aunque también existen algunas que pueden congelarse sin cocinarlas previamente. Mirá los consejos según cuáles sean:

1. Ajos

Siempre hay que congelarlos cocinados ya que sino suelen oxidarse al proceder a la descongelación.

2. Espinacas

Las espinacas y verduras de hoja verde es preciso cocinarlas al vapor antes de congelarlas, pudiendo también cocinarse en el microondas.

3. Berenjenas

También requieren ser cocinadas previamente, bien al vapor, cocinadas o cocidas. No se aconseja congelarlas enteras, siendo aconsejable cortarlas en rodajas, tacos o abierta por su mitad.

4. Tomates

Tampoco pueden congelarse en crudo y solo puede hacerse si los hacemos puré o salsa.

5. Guisantes y habas

Se suelen congelar una vez cocidos, quedando ya preparados para cocinar una vez sacados del congelador.

6. Cebollas

Al igual que los puerros, las cebollas y las cebolletas pueden congelarse en crudo cortándolos en rodajas o picados en pequeños trozos. Una vez descongeladas suelen soltar mucha agua.

7. Porotos verdes o vainas

Al igual que los guisantes y las habas es importante cocerlas previamente a congelarlas, si bien también pueden congelarse en crudo tras limpiarlas bien con un paño seco.

8. Zanahorias

Tampoco se aconseja congelarlas crudas y sí una vez cocinadas en forma de puré.

9. Pimientos

Pueden congelarse crudos una vez limpios con un paño seco y troceados a la medida que necesites para cocinar. No quedan ya tan crujientes como frescos, pero pueden utilizarse en muchos platos, También pueden congelarse en salsa.

10. Coles

Las coles, coliflores, brócoli y berzas es mejor cocerlas antes de congelarlas.

Fuente: Biotrendies

COMENTARIOS