Sexualidad

Cómo pueden afectar la función sexual los tatuajes y piercings en el pene

Si pensás hacerte uno, prestá atención a las posibles consecuencias

domingo 25 de noviembre de 2018 - 7:49 am

Los tatuajes y los piercings corporales pueden implicar desde infecciones en la piel hasta cicatrices, reacciones alérgicas e infecciones bacterianas.

En cuanto al pene, es una zona extremadamente sensible. El daño a los nervios es una posibilidad real que puede tener un impacto a largo plazo en tu vida sexual.

Si comprometés los nervios del pene, esto puede conducir a dos problemas: uno es la disfunción eréctil. La otra es la posibilidad de dolor en el pene o anestesia peneana, una falta total de sensibilidad.

Las perforaciones en el pene también pueden crear otros problemas anatómicos. Hay un tipo específico de piercing llamado Prince Albert que pasa por la uretra. El problema con esto es que puede crear una fístula, una conexión anormal entre la uretra y el exterior del pene y derivar en un descontrol en la orina e infección.

Existen las infecciones con bacterias no tuberculosas tras hacerse tatuajes. Estas pueden ser desde sarpullidos leves en la piel hasta forúnculos graves (una acumulación de pus en el tejido cutáneo) que se tienen que drenar quirúrgicamente.

Los tatuajes también se han vinculado a casos de hepatitis, que se puede transmitir a través de la sangre. También advierten que se pueden formar queloides tras un piercing o un tatuaje, son unas cicatrices duras y elevadas que pueden hacerse mucho más grandes que la herida que provocó la cicatriz, según los médicos.

En el caso de querer hacerse alguna de estas dos cosas, es importante tomar los recaudos necesarios, ir a un lugar de confianza y seguir los consejos a llevar a cabo los días posteriores.

Fuente: Hola doctor

COMENTARIOS