Salud

“Ojo de surfista”: de qué trata esta afección ocular

Comenzó la época en la que debemos aumentar los recaudos de la exposición al sol y los ojos no son la excepción

jueves 22 de noviembre de 2018 - 7:35 am

Al exponernos al sol debemos tener ciertos cuidados para no afectar nuestra salud, y los ojos no son la excepción.

El ojo del surfista, cuyo nombre médico es pterigion, es una afección ocular muy común en las personas que practican surf, de ahí su denominación. Ocurre cuando la conjuntiva (el tejido blanco que rodea el globo ocular) tiene un crecimiento anormal sobre la córnea.

La causa más común es precisamente la exposición a los rayos solares. Por eso se presenta con más frecuencia en las personas que trabajan al aire libre sin la protección ocular pertinente.

Esta patología ocular afecta en Argentina a medio millón de personas. Sus síntomas más comunes cuando es leve son:

– Irritación.

– Congestión ocular.

– Sensación de cuerpo extraño en el ojo.

Si ya se encuentra en estadios avanzados, puede llegar a afectar la visión por la invasión del eje visual o porque se deformó la córnea.

El tratamiento para el ojo del surfista es sintomático con gotas lubricantes y anteojos protectores. En etapas intermedias y avanzadas, dependiendo del grado de afectación de la visión y de la sintomatología, se debe recurrir a la cirugía.

Bajo ningún concepto, se debe exponer la visión a la luz solar directa sin la protección adecuada de anteojos certificados contra los rayos ultravioletas (UV). El no uso de protección puede conducir al desarrollo de cataratas, maculopatía, pterigion, fotoqueratitis (inflamación de la córnea), conjuntivitis, tumores oculares y otras patologías.

Los anteojos deben cubrir toda el área de los ojos de manera tal de que los rayos tampoco puedan penetrar de costado. Lo ideal esconsultar con el médico especialista en oftalmología, que recomendará la protección solar adecuada. Otro elemento son los sombreros de ala ancha y las viseras. En días nublados, también hay que protegerse dado que la radiación UV puede atravesar las nubes.

Fuente: Conbienestar

COMENTARIOS