Reunión del G20

El príncipe saudí acusado de mandar a matar al periodista Khashoggi asistirá al G20

La participación del príncipe en la cumbre del G20 se dará en el marco de una gira que realizará a fin de mes. Sin embargo, Al Faleh no especificó qué otros países recibirán la visita del heredero del trono

lunes 19 de noviembre de 2018 - 9:24 pm

En medio de la polémica generada después de que la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos concluyera que el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, fue quien ordenó el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, se confirmó este lunes su asistencia a la cumbre del G20, que se desarrollará entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre en Buenos Aires.

La información fue confirmada por el ministro de Energía saudí, Jaled al Faleh, durante una rueda de prensa retransmitida por la cadena Al Arabiya.

A la cita, que por primera vez se realiza en Sudamérica, acudirán, entre otros, los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y de Francia, Emmanuel Macron, así como la primera ministra británica, Theresa May, y la canciller alemana, Angela Merkel, además de los presidentes de Rusia, Vladimir Putin; de China, Xi Jinping; el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau; y el mandatario chileno, Sebastián Piñera, entre otros.

La llegada del príncipe heredero a Buenos Aires se da en medio de la fuerte controversia que provocó en la comunidad internacional el brutal asesinato de Khashoggi en el consulado saudí en Estambul: la última vez que el periodista fue visto con vida fue el 2 de octubre, cuando las cámaras de seguridad registraron el momento que ingresaba al consulado.

Después de negarlo durante 17 días, Arabia Saudita finalmente admitió que el hombre de 59 años había sido asesinado en la misión en una operación “deshonesta”: los asesinos descuartizaron a Khashoggi y se deshicieron de su cuerpo echándolo por el sistema de desagüe después de haberlo disuelto en ácido, según indicó el diario turco Sabah. El examen de muestras extraídas de las tuberías de la residencia del cónsul saudí en Estambul permitió detectar restos de ácido.

Durante las últimas semanas los saudíes han brindado numerosas explicaciones contradictorias sobre lo que sucedió en el consulado. Esta semana el fiscal saudí culpó por la operación a una banda renegada de agentes enviados a Estambul para que llevaran a Khashoggi de regreso a Arabia Saudita, una gestión que se desvió cuando el periodista “fue sujetado por la fuerza e inyectado con una gran cantidad de una droga, lo cual le causó una sobredosis que lo llevó a la muerte”, según el informe.

COMENTARIOS