Policiales

“Fue un chiste”: la infantil excusa de los jóvenes que quisieron entrar a la quinta de Macri

El juez los liberó porque entendió que no hay peligro de fuga ni de entorpecimiento de la causa porque tienen domicilio y no poseen antecedentes penales

lunes 19 de noviembre de 2018 - 8:02 pm

Las tres chicas y el joven que fueron detenidos este domingo por tratar de ingresar a la quinta de la familia del presidente Mauricio Macri en Los Polvorines aseguraron que lo que hicieron como una broma.

“Fue un chiste, no amenazamos a nadie”, dijeron los cuatro en sus indagatorias ante el juez federal Juan Manuel Culotta, quien luego de escucharlos y de allanar sus viviendas ordenó sus excarcelaciones. En los domicilios no se encontraron armas y nada que los vincule con una organización delictiva.

Federica Albizu, Mateo Passeriu, Juana María Ávalos y Federica López Brown, todos de entre 21 y 22 años, volvían de una fiesta y pasaron por la quinta “Los Abrojos” alrededor de las 7 de la mañana y, según declararon, vieron la puerta abierta y quisieron hacer una broma. Ingresaron con un VW Gol de color negro y al tomar contacto con un guardia, Ávalos le dijo que era sobrina de Macri.

El custodio sospechó y los cuatro adolescentes se fueron. En las indagatorias reconocieron que gritaron “Macri gato”, pero que repitieron que no amenazaron al Presidente ni a nadie.

Al salir de la quinta, se fueron a un local de McDonald’s, sobre la ruta 8, que estaba cerca del lugar.  No se dieron cuenta que la custodia los estaba siguiendo, y fueron detenidos: cerca de las 22 de ayer quedaron en libertad.

Los cuatro jóvenes quedaron acusados de los delitos de violación de domicilio, amenazas y desobediencia a la autoridad. A pesar que quedaron en libertad, la causa judicial continúa. Ahora el juez tiene 10 días para resolver si los procesa, los sobresee o les dicta una falta de mérito.

COMENTARIOS