Salud

Cinco hábitos que pueden dañar tus riñones

Prestá atención a estas costumbres que pueden jugarte en contra

lunes 19 de noviembre de 2018 - 7:17 am

Muchas veces podemos dañar nuestros órganos sin saberlo con algunos hábitos comunes que parecen inofensivos. Mirá cinco que pueden afectar tus riñones:

1. Retener demasiado tiempo la orina

Es una de las principales causas de problemas renales. Cuanto más tiempo permanece la orina en tu organismo, más rápido comienzan a multiplicarse las bacterias presentes en ella. Por eso en ocasiones esto puede provocar infecciones renales y dañar los riñones.

2. Abuso de analgésicos

Son inofensivos en cantidades moderadas. Pero abusar de medicamentos como el Ibuprofeno o la aspirina puede generar graves problemas renales, llegando incluso a la insuficiencia total.

Esto sucede porque este tipo de medicina disminuye el flujo de sangre en los riñones y por ende, reduce su funcionamiento. Por eso, no debés abusar de ningún tipo de medicamento: tampoco de los analgésicos.

3. No tomar agua suficiente

La buena hidratación es fundamental para que los riñones produzcan orina y puedan eliminar a través de ella el sodio y las toxinas que hay en el cuerpo. Entonces, si no tomás agua suficiente puedes padecer cálculos renales y otros problemas. Bebé ocho vasos al día de agua (1,5 o 2 litros).

4. No dormir suficiente

Una buena noche de descanso es fundamental para estar espabilado durante el día y para que todo tu cuerpo recargue energía.

Las horas de sueño son esenciales para que todo tu cuerpo funcione correctamente, también tus riñones. La función renal se regula y los tejidos se renuevan sólo cuando estás durmiendo.

5. Estar demasiado tiempo sentado

Esto puede aumentar el riesgo de padecer una enfermedad renal en un 30%.  Quedarse todo el día quieto empeora la presión arterial y ralentiza el metabolismo.

Si tenés que pasar largas horas sentado, por el trabajo o por alguna causa, el resto del tiempo intentá llevar una vida menos sedentaria: hacer actividad física al menos dos veces por semana, y moverte tanto como puedas.

Fuente: La Bioguía

COMENTARIOS