Ciudad de Buenos Aires

Buenos Aires Design: al final, el predio seguirá abierto durante 2019

El histórico centro comercial de la Ciudad de Buenos Aires será manejado por sus comerciantes hasta que los nuevos consecionarios se hagan cargo en 2020

viernes 16 de noviembre de 2018 - 9:04 pm

Lo que era imposible el martes, cuando se confirmó el fin del icono del diseño y la decoración, tomó otro matiz en las últimas horas y terminó por confirmarse: el Buenos Aires Design continuará abierto.

A pedido de los locatarios y las 700 personas que trabajan en el predio de Recoleta, se elaboró un acuerdo con la participación de los representantes de las cámaras de empresarios de la madera, y de los hoteles y gastronomía que se harán cargo de la administración del predio hasta que se concrete una nueva concesión. De esta forma, los locales que aún están abiertos (unos 40) podrían continuar la actividad por hasta doce meses, o hasta que se produzca el cambio de mando.

El acuerdo consiste en extender el contrato con IRSA, concesionaria del predio, hasta el 5 de diciembre; el vínculo vencía el domingo y la empresa contaba con tres meses de gracia para entregar el predio en condiciones, aunque durante ese tiempo los locales debían estar cerrados.

A partir del 6 de diciembre, el predio será administrado por la Cámara de Empresarios Madereros y Afines (CEMA y la Asociación de Hoteles Restaurantes Confiterías y Cafés (Ahrcc), mediante un permiso de uso precario, y hasta que se ponga en marcha la nueva concesión que propone el Ejecutivo.

“Estamos contentos porque queríamos preservar las fuentes de trabajo. Se venía conversando esta posibilidad desde hace un tiempo. Nuestra principal preocupación era preservar la fuente de trabajo”, dijeron desde IRSA.

El permiso tendrá vigencia hasta que se concrete la nueva concesión y durante ese tiempo los locatarios deberían pagar las expensas y los impuestos de sus comercios. Este nuevo vínculo se extendería por doce meses.

“Buenos Aires Design está en un lugar neurálgico de la ciudad, a nadie le conviene tenerlo cerrado. Sumado a eso está la importancia de mantener los puestos de trabajo. Por eso tratamos de dar una solución”, amplio Santilli.

IRSA, que administra los shoppings más importantes de la ciudad, concesiona el lugar desde 1993 con una prórroga firmada en 2013. Se trata de un predio de 25.000 metros cuadrados con locales y cocheras. Según la empresa la inversión durante estos años sobre el edifico, que cuenta con protección histórica, fue de 100 millones de dólares.

Fuente: La Nación

COMENTARIOS