Política General

Atribuyen el ataque a Bonadio a una venganza de grupos anarquistas

Si bien el fiscal Carlos Stornelli aseguró que no tenía “ninguna duda” de que el ataque estaba directamente relacionado con la denominada causa de los cuadernos de las coimas, este jueves Bonadio pidió no especular

jueves 15 de noviembre de 2018 - 2:02 pm

La principal teoría que maneja el Gobierno sobre la bomba casera que este miércoles un hombre arrojó en la casa del juez Claudio Bonadio es la de una venganza anarquista.

El 14 de diciembre de 2017, mientras se discutía en el Congreso el proyecto oficial de reforma previsional, un grupo de militantes protagonizó una serie de incidentes que impidió que se realizara la sesión, y la Policía detuvo a unas 33 personas, la mayoría identificado con grupos anarquistas, que Bonadio procesó.

Aunque la mayoría recuperó su libertad dentro de las 72 horas siguientes, dos de ellos continuaron detenidos en la cárcel de Devoto: Pablo “Cresta” Giusto fue liberado el 28 de marzo de este año y Diego Parodi recién salió hacia fines de septiembre.

Según el informe, Marco Viola, el joven que arrojó una bomba casera a la casa de Bonadio y que posteriormente fue detenido por la custodia del magistrado, tenía relación con uno de los militantes anarquistas. De hecho, el 20 de marzo último llevó a Devoto un paquete con fideos, sobres de jugos y tarjetas de teléfonos para Giusto.

En su momento, Bonadio describió en su procesamiento que durante los incidentes, Giusto arrojó piedras contra los efectivos policiales y que, cuando lo identificaron, intentó arrojarles una bicicleta. Además, cuando lo estaban por detener, amenazó a los oficiales con una navaja.

Parodi, en tanto, fue procesado por haber tirado una bomba molotov contra un patrullero.

Este miércoles, Viola atacó el domicilio que Bonadio tiene en el barrio porteño de Belgrano. Según los voceros policiales, arrojó una bolsa de tela que contenía tubos y cables, similar a un artefacto explosivo, a través de la reja de entrada y hacia el patio delantero de la vivienda.

COMENTARIOS