Cuadernos de la Corrupción

De Vido declaró en la causa de los cuadernos: “Si ese dinero existió, ¿dónde está?”

El ministro explicó que "jamás" tuvo chofer o remisero "por la sencilla razón de moverme permanentemente con la custodia personal que tenía como ministro, la cual era prestada por personal de la Policía Federal Argentina"

martes 13 de noviembre de 2018 - 8:41 pm

Julio De Vido declaró este martes por tercera vez en indagatoria por la causa de los cuadernos, reclamó su sobreseimiento y desafió al juez Claudio Bonadio a apurarse a investigar las declaraciones de los arrepentidos porque tiene un año para probar esos dichos y el reloj “ya empezó a correr el tiempo”.

Según informó Infobae, el ex ministro de Planificación entregó al declarar por videoconferencia desde la cárcel de Marcos Paz un escrito donde habla de una “ostensible persecución política a través del derecho penal” y afirmó que en este y el resto de los expedientes se demuestra que haber sido ministro “se ha vuelto un delito en sí mismo”.

También volvió a negar haber formado parte de una asociación ilícita: “Nos encontramos ante un sumario iniciado de manera absolutamente irregular, a raíz de fotocopias de unos supuestos cuadernos, a partir de los cuales se salió a la caza indiscriminada de una serie de personas -ex funcionarios y empresarios- a los que se los extorsionó para que manifestaran cualquier cosa que no esté dicha y sobre la que no se tiene prueba alguna a cambio de conseguir su inmediata libertad ambulatoria; de lo contrario, como este expediente lo prueba, continuarán encarcelados”, afirmó.

Por su parte, Roberto Baratta, su mano derecha, también fue indagado: negó rotundamente haber recibido dinero y reclamó que se incorpore a la causa la presentación que hizo ante la Cámara Federal cuando disparó contra ex empresarios y ex funcionarios arrepentidos.

“Quiero dejar constancia de que los (nuevos) hechos que me imputan son de los años 2013 y 2015. Según una de las últimas resoluciones tomadas por este juzgado se consideró que dichos años correspondían a supuestos aportes de campaña electoral. Ahora me gustaría que el juzgado me explique si los fantasiosos cuadernos de Oscar Centeno no indican si la supuesta plata recibida corresponde a campaña electoral u otro acto legal, ¿cómo su Señoría determina la trazabilidad del dinero supuestamente entregado?”, dijo el ex funcionario.

“No participé de ningún tipo de maniobra ni asociación ilícita con los fines de perjudicar al Estado, ni mucho menos de beneficiarme. Ignoro y desconozco si hubo algún tipo de comportamiento ilícito en el marco de los hechos que se investigan en los presentes actuados”, afirmó en su exposición.

Y señaló que “los hechos descriptos sucintamente como ‘recepción de dinero’ dan cuenta del nivel de orfandad probatorio que sostiene mi vinculación a la presente investigación”.

“¿Si ese dinero existió, dónde está? ¿No se supone que fue producto de una finalidad espuria, asociada al enriquecimiento ilícito de quien lo recibiere? ¿En qué elementos se sostienen esas afirmaciones si ninguna de las personas involucradas en aquellos hechos reconoció haber entregado dicho dinero y en razón de qué o con que proveniencia? Es más, se supone incluso que el dinero no me fue entregado, sino que las constancias en las que supuestamente – desconocemos realmente la prueba– se sustentan dichas afirmaciones se corresponde con personas que habrían recibido dinero que me habrían entregado posteriormente, no sabemos bien cuándo, dónde, ni cómo ni por qué”, aseguró.

COMENTARIOS