Elecciones 2019

Qué tres candidatos baraja CFK para la provincia de Buenos Aires

Desde el Instituto Patria ya miden la intención de voto de un ex funcionario y dos intendentes para pelearle la provincia a Vidal

domingo 11 de noviembre de 2018 - 8:53 pm

Aunque todavía no se anima a confirmar su propia candidatura presidencial, Cristina Kirchner prepara tres postulantes a la gobernación en la provincia de Buenos Aires, donde María Eugenia Vidal derrotó por menos de 5 puntos a Aníbal Fernández en 2015.

¿De quiénes se trata? Analogías, la consultora de cabecera de Unidad Ciudadana, ya mide en el territorio a Axel Kicillof, Verónica Magario y Martín Insaurralde.

La predilección de Cristina por Kicillof comenzó casi desde que se incorporó a su Gobierno: el ex ministro sonó como compañero de fórmula y hasta posible rival interno de Scioli en 2015. Ete año, el economista sorprendió al blanquear sus ganas de pegar el salto a la Provincia.

“Axel es el que mejor mide. Básicamente porque retiene casi todo el voto de Cristina en la Provincia. Si la ex presidenta, proyectada, puede llegar a un 37 ó 38 por ciento, Kicillof estará en 33 o 34. Muy bueno, pero no le alcanza para ganar. Vidal tiene un piso de 40. Con menos de eso, perdés”, analizó la consultora, según informó Clarín.

Por su parte, la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, es la preferida de un sector del kirchnerismo para enfrentar a Vidal: tiene perfil alto y opositor, se ha cruzado varias veces en público con referentes de Cambiemos y este sábado dejó expuesto parte de su plan, con un acto partidario en Mar del Plata.

El problema de la intendenta es ahora Fernando Espinoza, su antecesor y jefe político, que ya quiso ser candidato a gobernador en 2015 y terminó de vice de Julián Domínguez en la fórmula que perdió la interna contra Fernández-Sabbatella.

El tercer dirigente que evalúan en el Instituto Patria es Martín Insaurralde: el intendente de Lomas de Zamora fue candidato a diputado K en 2013, y tras la derrota de Scioli habló del fin de una etapa con Cristina y trató incluso de sumarse a las filas de Florencio Randazzo, pero al final lo abandonó. Ahora es de los que aboga por la unidad en el peronismo, un eufemismo de los más moderados (como Felipe Solá o el propio Scioli) para justificar su permanencia en el kirchnerismo.

COMENTARIOS