Inseguridad

El enojo de Gerardo Romano al enterarse que liberaron al ladrón que salvó de un linchamiento

"Entregué mi vida, me hice cargo de las dos turistas que estaban aterradas, ¿y un magistrado libera a un delincuente con antecedentes? Hay que saber quién es ése juez", exigió el actor

jueves 3 de abril de 2014 - 10:18 am

El actor Gerardo Romano se sorprendió al enterarse que la Justicia decidió liberar al ladrón que ayer robó a dos turistas en el barrio porteño de Palermo, y que él protegió ante el intento de los vecinos de linchar al delincuente.

“Me dejás mudo”, reconoció el artista, cuando el periodista Oscar González Oro le comunicó, en un contacto por radio La Red, que habían dejado en libertad a Daniel Darío Romero. [pullquote position=”right”]El enojo de Gerardo Romano al enterarse que liberaron al ladrón que salvó de un linchamiento[/pullquote]

“Entregué mi vida, me hice cargo de las dos turistas que estaban aterradas, les hice de traductor, las acompañé a la comisaría, declaré, ¿y un magistrado libera a un delincuente con antecedentes? Hay que saber quién es ése juez”, declaró Romano.

En el mismo sentido, aseguró: “Me angustia saber que largaron al delincuente”.

El hecho ocurrió ayer, minutos después de las 13, en la calle Gurruchaga entre Borges y Costa Rica, cuando un delincuente que iba en una moto con un cómplice le robó el reloj a una turista francesa y escapó corriendo al no poder subir al vehículo con su compañero.

Los voceros explicaron que los testigos del robo comenzaron a gritarle a un policía que vigilaba en la zona para que atrapara al maleante.

En ese momento, comenzaron a perseguir al ladrón varios transeúntes, entre los que se encontraba Romano, quien logró alcanzar al delincuente junto al agente.

Ayer, ante los medios de prensa, Romano explicó que al encerrar al ladrón con el agente, “el tipo se tiró al suelo y se entregó, porque vio que se le ‘venía la noche'”, en referencia a que la gente quería hacer justicia por mano propia. “Yo estaba cruzando Costa Rica y escuché gritos que nunca escuché en mi vida; me pasó una moto por al lado, el grandotón que venía a mil me esquivó y atrás venía un ‘cana’ (policía) y yo me puse a correrlo al tipo”, relató el actor, quien segundos después alcanzó al ladrón con el agente y ayudó a su detención.

Romano explicó que los testigos querían agredir al delincuente cuando estaba en el piso, ya arrestado, pero logró convencerlos para que no le hicieran daño. “Ayudó que yo fuera conocido, yo estaba inspirado y a los tipos que querían patearlo los acariciaba, les hablaba, trataba de pararlos”, detalló.

COMENTARIOS