Salud

Cómo se modifica la vagina en el embarazo y después del parto

Si la zona genital quedará igual luego de un parto vaginal es una de las dudas más frecuentes

sábado 10 de noviembre de 2018 - 7:16 am

Luego del parto, el cuerpo cambia y la vagina no es la excepción. Es por ello que hay que tener en cuenta ciertas cuestiones.

Inmediatamente después del parto, la vagina queda distendida, hinchada y puede que tenga algunos moretones, pero a medida que pasan las horas se va desinflamando y día a día irá recuperando su tonicidad, de a poco, aunque siempre quedará distinta a cómo era antes del primer embarazo.

La vagina no queda flácida con el correr de los meses. Lo que sí puede ocurrir es una falta de deseo sexual, sobre todo en los primeros meses. El detalle está en un factor hormonal: tras el parto aumenta la prolactina, hormona que favorece la lactancia y disminuye el deseo. Además, ocasiona que el flujo o humedad vaginal sea menor, lo que genera dolor en el acto sexual.

No se recomienda el coito en los primeros 30 o 40 días. La razón: evitar posibles infecciones, y permitirle al organismo recuperarse. El útero debe volver a su tamaño, la vagina reponerse de traumatismos (han de cesar las pequeñas hemorragias que pueden durar hasta 30 días).

Para disminuir las molestias, que son pasajeras, los especialistas recomiendan que al iniciar de nuevo la intimidad, las mujeres opten por posturas sexuales en las que pueden mantener el control de penetración e intensidad: arriba de los hombres.

Color: durante el embarazo y por efecto de las hormonas, la zona de la vagina y el ano se torna más oscura. Esto debe volver a la normalidad semanas después del parto.

Episiotomía y cicatriz: la episiotomía es un corte que se realiza, en ocasiones determinadas por el médico, en la zona del perineo (entre la vagina y el ano) para ampliar la parte inferior de la vagina y vulva y evitar desgarros del periné, que después se sutura. Luego del parto puede ocasionar algunas molestias y dolor que van disminuyendo a lo largo de las semanas.

Uno de los mayores miedos al reanudar las relaciones sexuales tras el puerperio es que los puntos de la episiotomía se abran. Pero es muy raro que esto suceda, sobre todo si se respetan los tiempos y cuidados indicados por el médico.

Lo que puede ocurrir en algunos casos es que la sutura se abra (dehiscencia de la episiotomía) debido a una infección en los primeros 10 a 20 días luego del parto, pero después de ese período es más difícil que suceda

Fuente: El Mercurio / Planeta mamá

COMENTARIOS