Opinión

Salvemos Aerolíneas (antes que la mate el león)

Jorge Molina

Consultor de empresas. Ex Director de Aerolineas Argentinas.

Hay que poner las cosas en su justo lugar: "Los ejecutivos de Aerolíneas hablan de privilegios del personal, principalmente de los pilotos. Por supuesto que hay que revisar y discutir con los gremios para modernizar y hacer más eficiente a la compañía aérea que concentra mas del 80% de los vuelos dé cabotaje en nuestro país. Pero también sentar en la mesa de conducción a gente que conozca el complicado negocio que es el Transporte Aerocomercial, y no llegue a aprender mientras se pierde dinero... del Estado." Esto es lo que explica el columnista:

viernes 9 de noviembre de 2018 - 11:10 am

Columna publicada originalmente en Urgente 24

En menos de tres años de la administración de Mauricio Macri, pasaron por Aerolineas Argentinas tres presidentes:

** Isela Angêlica Costantini (exGeneral Motor), desde enero hasta diciembre de 2016.

** Mario Agustín Dell’Acqua (exTechint), diciembre de 2016 a julio de 2018.

** Luis Malvido (exTelefónica), desde julio de 2018.

Aerolíneas Argentinas es una persona jurídica que goza del statu-quo de toda sociedad anónima: no es controlada ni auditada por los organismos de control del Estado Nacional, a pesar de que el principal accionista es el propio Estado, que la financia vía el Tesoro Nacional, que le transfiere millones y millones de pesos para su funcionamiento.

“Cuando un león joven le gana al león macho lo primero que hace es matar a toda la cría, y eso pasa en las empresas”: la frase la dijo Luis Malvido(cuándo era ejecutivo de Telefónica). Fue en una conferencia titulada “El Rol del CEO”, en el Centro de Formación Profesional Universitas.

En su exposición, Malvido relató cómo fue su desembarco en la filial venezolana de Telefónica, en 2005, y de qué manera “volaron” (según sus propias palabras) en una semana 20 directores y vicepresidentes. El ejecutivo describió que hay que “detectar rápidamente” a quienes pueden seguir en la nueva gestión y quiénes no.

“No importaba tanto si era el más capaz o el menos capaz. El más capaz si no está comprometido, no sigue. Si no es parte de la comunicación y no está comprometido, desaparece”, explicó.

Evidentemente, esto es lo que no puso en practica en Aerolíneas Argentinas/Austral. Pasaron varias semanas desde que asumió y no realizó grandes cambios en el área gerencial, áea superpoblada de gerentes.

Hoy Aerolineas Argentinas tiene el doble de los gerentes que tenia cuando la compañía estaba en manos privadas (el exGrupo Marsans fue su último accionista privado). Desde entonces, la plantilla de empleados de Aerolíneas creció desde 8.000 en 2009 a más de 13.000 en 2018.¿Sociedad anónima u organismo del Estado?

En lo que va del año, entre subsidios, aportes de capital y reasignación del presupuesto, Aerolíneas/Austral recibió más de US$ 185 millones y, seguramente, ese monto habrá llegado cuando conluya 2018 a más de US$ 250 millones, dependiendo de cuántos pasajes anticipados hayan malvendido y cuántos puedan vender hasta fin de año.

La empresa da a conocer los sueldos promedio de sus empleados, desde personal de tierra a pilotos, pero no difunde las remuneraciones de la línea gerencial, ni las de su Directorio, ni la de su presidente. Tampoco sabemos cuánto se le pago de indemnización a Isela Costantini, ya que ella misma contó al diario La Nación que fue despedida de su cargo por el ministro Guillermo Dietrich (la egreso extraordinario reflejado en el estado contable es muy abultado ¿habrá sido aplicado a esa decisión?).

Desde Cambiemos alzan la voz después de casi tres años. Los ejecutivos de Aerolineas hablan de privilegios del personal, principalmente de los pilotos. Por supuesto que hay que revisar y discutir con los gremios para modernizar y hacer más eficiente a la compañía aérea que concentra mas del 80% de los vuelos dé cabotaje en nuestro país.

Pero también sentar en la mesa de conducción a gente que conozca el complicado negocio que es el Transporte Aerocomercial, y no llegue a aprender mientras se pierde dinero… del Estado.

COMENTARIOS