Resto del mundo

Participaba de un ritual homosexual y murió por una bizarra orden de su “maestro”

Jack Chapman, australiano de 28 años, se sometió a varias inyecciones de silicona para satisfacer a su "maestro" dentro del culto homosexual al que pertenecía

jueves 8 de noviembre de 2018 - 3:51 pm

Un australiano de 28 años llamado Jack Chapman murió a raíz de una inflamación en sus genitales tras seguir las direcciones de su “maestro” Dylan Hafertepen, quien impartía órdenes al culto de los “cachorros” del que Chapman era parte.

Chapman murió concretamente por un “síndrome de inyección de silicona”, entre otras tres causas relacionadas con problemas pulmonares.

El seudónimo del australiano era “Tank Hafertepen” y había publicado fotos de sí mismo con una hinchazón anormal pero orgulloso de ella. Las inyecciones de este tipo pueden conducir a la acumulación de líquido y al sangrado en los pulmones. Todo fue un pedido de su “maestro”.

 

Chapman estaba en una relación homoerótica de maestro-esclavo y vivía en una familia poliamorosa de cinco “cachorros” que eran sumisos al ” Maestro” Dylan Hafertepen. Cada “cachorro” tenían candados en sus collares y tatuajes que se declaraban “Propiedad del Maestro Dylan”.

Los cachorros junto con el “maestro” Dylan

Jack publicó un contrato de sus supuestos acuerdos de relación con el Sr. Hafertepen que le prohibía usar desodorante, masturbarse, mirar televisión o reunirse con amigos sin el permiso del maestro. Además, tenía que darle cheques de pago y le pedía que se arrastre.

La madre de Chapman, Linda, culpó Dylan por la muerte de su hijo. Además, admitió que la relación era abusiva y tóxica: “Sé que mi hijo tenía libre albedrío, pero no estaba en su estado de ánimo correcto. Era devoción, era como una especie de clan, familia, como un culto. Y para demostrarle su devoción tenían que cambiar sus cuerpos”.

“No tenía autoestima, se había perdido en este culto”, añadió y aclaró que en 2017 intentó dejar a su maestro pero regresó al mes siguiente.

Tras la muerte de Chapman, Dylan publicó: “Si Tank era mi mundo, yo era su sol; me hacía sentir como el centro de su universo”.

Una de las últimas fotos entre Chapman y su “maestro” Dylan

Uno de sus compañeros afirmó su muerte se debido a “una enfermedad pulmonar no diagnosticada previamente”, pero los registros médicos muestran que esto no es cierto.

COMENTARIOS