Internacionales

Un hombre entró a los tiros a un bar de California: hay 13 muertos

Ocurrió en local Borderline Bar and Grill de Thousand Oaks, a unos cincuenta kilómetros de Los Ángeles. El atacante, de 29 años, apareció muerto de un tiro. Hay 20 heridos

jueves 8 de noviembre de 2018 - 11:26 am

Un hombre entró a los tiros en un bar de California lleno de estudiantes universitarios y mató a 13 personas, incluyendo un policía. El asesino también apareció muerto y aún no se sabe si lo abatieron o se suicidó. Tenía 29 años.

No hay indicios de terrorismo, pero investigaremos esa posibilidad. Creemos que fue planeado y no espontáneo”, declaró el sheriff Geoff Dean. El tirador aún no fue identificado y se cree que actuó solo.

Lamentablemente, este tipo de noticias no sorprende cuando se trata de Estados Unidos. Este tipo de ataques, de “lobos solitarios” terminaron por hacerse nefastamente una moneda corriente en la potencia norteamericana. Aunque este hecho se convirtió en una de las peores masacres de los últimos 20 años en los Estados Unidos. “Un terrible tiroteo”, dijo el presidente Donald Trump.

Los hechos

El hecho ocurrió en el local Borderline Bar and Grill de Thousand Oaks, a unos cincuenta kilómetros de Los Ángeles (California). En el bar se celebraba un evento universitario de música y había más de 100 jóvenes en el lugar cuando un sujeto abrió fuego ante la multitud.

El tirador disparó al menos dos rondas con una pistola semiautomática, agregaron jóvenes en declaraciones a medios locales. Varios coincidieron en señalar que era alto y estaba totalmente vestido de negro. Fue hallado muerto con una herida de bala, pero no se confirmó quién realizó el disparo.

Un testigo dijo a la filial local de la cadena ABC que vio a un sospechoso, con barba y sombrero, lanzar una granada de humo y atacar a un vigilante de seguridad, antes de disparar indiscriminadamente.

El sargento Ron Helus, con 29 años de servicio y planes para retirarse en el 2019, fue asesinado en el ataque. Helus fue quien primero llegó al lugar y recibió varios impactos de bala. Fue retirado de la línea de fuego por un compañero, pero murió cuando estaba siendo trasladado a un hospital.

Se trata del tiroteo 307 del año en Estados Unidos.

 

COMENTARIOS