Política

Pese al anuncio del Gobierno, empresarios dicen que la mayoría no podrá pagar el bono

El vicepresidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja, afirmó que el 60% de los empresarios no podrán afrontar el pago del bono compensatorio de $5.000. Pidió que se abone en "tres o cuatro" partes y dijo que es necesario buscar formas de financiarlo

miércoles 7 de noviembre de 2018 - 11:29 am

Luego del anuncio del Gobierno sobre el pago obligatorio para privados de un bono de $ 5.000 para fin de año,  desde la Unión Industrial Argentina (UIA) advirtieron este miércoles que 6 de cada 10 empresas no podrán pagarlo.

Daniel Funes de Rioja, uno de los vicepresidentes de la entidad que reúne a los empresarios dijo que más del 60% de las empresas no podrán hacer frente al pago del bono y que por eso es necesario buscar la manera de financiarlo.

“Es para el caso de los convenios que han quedado desactualizados, porque firmaron el 15 o 20%. Hay convenios de estos últimos tiempos que ya tienen en cuenta una inflación más alta”, explicó el titular de Copal, que nuclea a las industrias de alimentos, en diálogo con radio La Red.

Según el dirigente, “si no se puede pagar en dos cuotas, y se puede pagar en tres o en cuatro, se podría acordar en un marco de negociaciones entre trabajadores y empresarios”.

Al mismo tiempo, Funes de Rioja consideró que “es bueno sentarse y hablar sobre alternativas que compatibilicen esta realidad inflacionaria que deteriora el poder adquisitivo, que erosiona la capacidad de consumo”.

Cualquier intento que uno pueda hacer tiene como limitante cómo financiarlo. La mayoría del empleo en la Argentina es pyme y el acceso al financiamiento está limitado por la tasa de interés”, añadió.

Y sugirió que “si hubiera un financiamiento blando, no para subsidiar a la empresa sino para atenuar el impacto financiero de lo que son unas tasas de interés realmente inabordables, eso sería realmente una mejora”.

Luego de que el Gobierno acordara con la CGT el pago de un bono de $5.000 a fin de año, el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, se apuró a aclarar: “No todos los sectores productivos están en condiciones de afrontar ese pago”.

Horas antes, desde la CAME se expresaron en el mismo sentido. “Los primeros interesados en instrumentar herramientas que fomenten al consumo somos nosotros, pero en la reunión de hoy nuestra postura fue que no todos los sectores pueden afrontar un bono de 5 mil pesos. Para los pequeños y medianos comercios es inalcanzable”, detalló a Infobae la entidad que nuclea a las pymes.

Acevedo detalló que, en principio, se establecieron dos cuotas, una en noviembre y otra en enero, ya que hay empresas que van a poder dar bonos o mejoras salariales importantes y otras a las que no se les va a poder pedir eso.

El representante fabril también agregó que “en este contexto de recesión, en las Pymes los problemas están agudizados: hay suspensiones, adelantos de vacaciones, baja de horarios laborales. Claramente, eso es para tratar de pasar este momento”.

Además, el dirigente sostuvo que “es muy difícil cerrar paritarias del tenor de 40%, no todas las empresas pueden pagarlas, por eso hay que dar bonos, pero hay que aclarar que esto no es una pelea entre el patrón y el obrero, ya no se da más eso. Acá los problemas están en otras cosas, tenemos una enorme desconfianza con el peso”.

Según Acevedo “lo mejor es tener contacto entre todas las partes para ver dónde están los problemas y minimizar las rispideces. Nosotros estamos tratando de dialogar con el Gobierno, los gremios, la Iglesia y todos los que puedan hacer algo para salir de esta coyuntura y generar políticas a largo plazo”.

En un comunicado, la UIA pidió financiamiento, “agilidad y ampliación en el otorgamiento de los Programas de Recuperación Productiva (REPRO) para las empresas que atraviesan coyunturas más delicadas”, un “adelanto de los incentivos contemplados en la reforma tributaria para sectores intensivos en trabajo”, incentivos al desarrollo regional; y “revisar el esquema de retenciones y reintegros dado que penaliza la agregación de valor y el empleo argentino”.

COMENTARIOS