Sociedad

Tras ocho años de lucha, murió un joven por comer una babosa

A sus 19 años, un joven australiano había aceptado un desafío de sus amigos y se comió una babosa que le generó una infección cerebral

martes 6 de noviembre de 2018 - 2:55 pm

Murió el pasado viernes Sam Ballard, un joven australiano que se hizo conocido luego de haber sufrido una parálisis cerebral en 2010, tras ingerir a modo de broma una babosa.

El joven, de 28 años, había estado internado durante tres días, antes de fallecer. Según publicó The Sun, el último mensaje antes de morir fue dirigido a su madre: “Te amo, mamá”.

La tragedia comenzó en 2010, durante un cumpleaños de Sam. El joven se encontraba junto a sus amigos en el patio de su casa, cuando pasó una babosa justo frente a ellos. A modo de broma, Sam les preguntó si debía comérsela y, acto seguido, la ingirió.

Días después, comenzaron los malestares, que se mezclaron con un extraño dolor en las piernas. Al visitar a un médico de Sidney, éste le informó que sufría una infección en el cerebro llamada “meningoencefalitis eosinofílica” causada por el parásito Angiostrongylus Cantonensis, alojado usualmente en babosas que se alimentan de heces de rata.

No se trata de una enfermedad que, usualmente, sea mortal; sin embargo, Sam terminó tetrapléjico tras permanecer 420 días en coma.

Finalmente, tras 8 años de sufrimiento, Ballard falleció rodeado de su familia y amigos.

COMENTARIOS