Economía

Dólar y tasas: lo que se dice debajo de la tranquilidad cambiaria

El dólar mayorista descendió a $35,49 y la tendencia podría seguir durante el martes. También existe expectativa sobre la próxima intervención del BCRA en caso que la divisa toque la "banda inferior" de la referencia

lunes 5 de noviembre de 2018 - 9:57 pm
En nuevos informes, expertos aseguran que la deuda agregó un matiz retinto al fenómeno del endeudamiento y las consecuencias que esto disparará en un futuro inmediato y que la calma aparente del mundo financiero es sólo apariencia. El desafío, juzgan, es pensar qué hará el próximo Gobierno a partir de 2020, cuando el FMI no prevé una inyección de dólares significativa.

Para los años 2020 a 2023, según informó Ámbito Financiero, se estima que habrá vencimientos de capital por u$s 133.400 millones, un incremento de casi 150% con respecto a los u$s 53.400 millones que ‘heredó’ Cambiemos allá por fines de 2015. Esto es así porque, desde que asumió el presidente Macri, las emisiones de deuda superaron los u$s 153.000 millones, 83% de esa suma son emisiones del Tesoro y casi un 80% fueron colocaciones en moneda extranjera.

En tan sólo tres años, la alianza Cambiemos habrá logrado una suba en el stock de deuda externa total de u$s 112.087 millones, según el Observatorio de la Deuda Externa de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (ODE-UMET).

A esto habrá que sumar más demanda de dólares, vencimientos no exigibles como los Adelantos Transitorios del BCRA (que se redujeron en términos de dólares desde 2015) y los déficits fiscales anuales. Pero donde habrá que poner las miradas en el corto plazo es en la dinámica de las tasas de interés que generan los instrumentos de deuda del propio BCRA como Leliqs, que vienen incrementándose como porcentaje del PBI.

El actual programa monetario del titular del BCRA, Guido Sandleris, transformó en un negocio redituable las colocaciones en Leliq e impulsó los plazos fijos. En la traducción, las tasas altísimas reproducen saldos financieros en pesos que, si crecen las presiones sobre el inversor, podrían ser pasibles de dolarizarse, lo que despertaría nuevamente la cotización del dólar y su faltante.

Por eso muchos señalan que las elevadas tasas que paga Sandleris en el BCRA tienen un correlato no sólo en la deuda que multiplica la entidad rectora, sino también en los depósitos a plazo fijo del sector privado, que a fines de octubre pasaron a un equivalente de u$s 26.000 millones, desde los u$s 21.000 millones de un mes previo.

COMENTARIOS