Alimentación

Los trastornos alimenticios en el deporte

martes 6 de noviembre de 2018 - 7:22 am

Los trastornos de la conducta alimentaria se dan a lo largo de toda la vida en ambos sexos. Los deportistas no están exentos y constituyen la población con más riesgo para desarrollar estos trastornos debido al entorno que les rodea.

Un ejemplo de ello es la tríada de la mujer deportista, que comprende la existencia de alteraciones de la menstruación, amenorrea y osteoporosis. Puede acarrear serias consecuencias y algunas de sus manifestaciones podrían no ser completamente reversibles.

Hay una disminución de la cantidad de energía que comen, con alteración del comportamiento alimentario, que puede dar lugar en casos extremos a una anorexia. Esto da lugar a trastornos de la menstruación, que pueden llevar consigo una ausencia de la misma o amenorrea. También puede haber alteraciones del hueso, que en casos extremos provoca osteoporosis.

Los hombres deportistas también pueden tener una disminución de la ingesta energética porque tienen que dar el peso para competir. Aunque, lógicamente los varones no van a sufrir amenorrea, sí que pueden tener alguna disfunción sexual por una alteración en su ciclo de testosterona.

Rl Comité Olímpico Internacional (COI) ha introducido el concepto de “deficiencia relativa de energía en el deporte”, refiriéndose a una baja disponibilidad de energía, con una ingesta dietética insuficiente para satisfacer los requerimientos necesarios para la salud y las actividades diarias una vez que se han tenido en cuenta las demandas necesarias para la realización de las actividades deportivas.

Dicho término hace alusión a estudios que indican que los hombres pueden experimentar problemas de salud análogos a la tríada de la mujer deportista, incluyendo baja disponibilidad energética, hipogonadismo hipogonadotrópico y pérdida de densidad mineral ósea.

Mientras que en los deportes en equipo el peso es importante, pero no tanto, en los que el bajo peso siempre es la norma o por estética (gimnasia rítmica, salto de trampolín o natación sincronizada) o por rendimiento (los deportes de fondo y el ciclismo) se dan muchos errores en la alimentación.

En deportes de combate en los que hay una categoría de peso (judo, taekwondo, karate, boxeo, lucha libre) se pueden cometer errores como no comer durante días, meterse en saunas, etc.

Algunos de estos deportistas dicen que entrenan mejor pesando más. Antes de combatir se deshidratan y después de dar el pesaje comen gran cantidad de alimentos e ingieren muchos líquidos. Una de las consecuencias de actuar de esta manera son las molestiasgastrointestinales.

Entre los trastornos de la conducta o el comportamiento alimentario más frecuentes en los deportistas están la anorexia, la bulimia, la bulimarexia (que combina manifestaciones anoréxicas con fenómenos bulímicos), la vigorexia (que se da más en hombres) y la ortorexia.

El deporte extenuante y ciertos tipos de deporte también pueden llegar a provocar anorexia porque quitan el apetito. Por ejemplo, sucede en deportes como los alpinistas de grandes altitudes.

Para evitar los trastornos lo mejor es comer de una manera equilibrada en cantidad, calidad y regularidad. Llevar un control multidisciplinario entre médicos, nutricionistas y psicólogos.

Fuente: Cuidate Plus

COMENTARIOS