Controles de la AFIP

La AFIP accederá a información de cuentas de argentinos en Suiza

Hervé Falciani, experto en sistemas, es el curioso canal que encontró el organismo fiscal para acceder a ésta exclusiva lista de titulares de cuentas en los bancos de ese país, lo que usaría para un control más exhausto

jueves 3 de abril de 2014 - 5:54 am

Hervé Falciani, experto en sistemas, es el curioso canal que encontró la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) para acceder a una exclusiva lista de cuentas bancarias de argentinos en Suiza.
[pullquote position=”right”]La AFIP conocerá qué argentinos tienen cuentas en Suiza [/pullquote]

Ésta fue la razón de la misteriosa escala que el jefe de la AFIP, Ricardo Echegaray, realizó en Francia la semana pasada, para reunirse con Falciani, cuya captura, Suiza pide por haber sustraído una lista de 130.000 clientes de 180 países con cuentas bancarias del HSBC con sede en Ginebra.

Calificadas fuentes oficiales, le brindaron esta información al diario La Nación y detallaron que el Gobierno podrá contar con estos datos antes de que entre en vigor el acuerdo firmado recientemente con Suiza, en 2015, a raíz del convenio de intercambio informativo que Francia y la Argentina tienen, firmado por Echegaray en Berna la semana pasada, y que deberá ser ratificado por ambos parlamentos.

Falciani, que está acompañado siempre por custodia por estar amenazado de muerte, se contactó con el fisco argentino a través de “intermediarios”, indicaron las mismas fuentes, que negaron que este personaje venda la información que tiene en su poder.

A pesar de que Suiza lo acusó de ese delito, él lo desmintió y terminó convertido en un informante de varios gobiernos, a tal punto que se sospecha de que tiene la protección de EE.UU., uno de los países más interesados en tener los datos de sus contribuyentes en los bancos suizos.

En el caso de que los datos en cuestión sean entregados a la AFIP, este organismo podría llamar a los titulares de las cuentas que no estén declaradas y pedirles que justifiquen esos bienes, pero no podrían usarlas como pruebas judiciales. En cambio, se está intentando utilizar el convenio franco-argentino como vía de transmisión, con la excusa de que Falciani es empleado de un instituto de ese país.

COMENTARIOS