Política

Por qué el Presidente se involucró en la organización del superclásico

El presidente desdijo al ministerio de seguridad porteño y pidió que la final de la Copa Libertadores se juegue con público visitante

viernes 2 de noviembre de 2018 - 6:37 pm

El presidente Macri decidió por propia cuenta que la final de la Copa Libertadores de América se juegue con público visitante.

Sin consultarlo con nadie, el primer mandatario argentino llamó a la ministra de seguridad, Patricia Bullrich, y le pidió que lo organice. Ante sus íntimos, explicó que se trata de “una oportunidad”.

Es por eso que la decisión sorprendió a todos, e incluso, no cayó del todo bien en el gobierno porteño, que ya había anunciado que solo podrían asistir las hinchadas locales porque “no estaban dadas las condiciones”. Tampoco fue tomado positivamente por los dirigentes de Boca y River, que se enteraron del cambio por los medios de comunicación.

En ese sentido, Macri decidió comunicarse con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para comentarle la decisión, mientras que Bullrich habló con su par porteño, Martín Ocampo (que horas antes había dicho que no estaban dadas las condiciones) con quien se pusieron de acuerdo para organizar el operativo. Finalmente, se autorizó a que 5000 hinchas visitantes puedan ser testigos presenciales del partido.

Uno de los principales colaboradores del presidente argumentó que “teníamos que dar este paso”, y que el gobierno está “para tomar decisiones”.

La vuelta de las hinchas visitantes a las tribunas es un objetivo que Macri prometió y no pudo cumplir, por lo cual, considera que la final de la Libertadores entre los clubes más representativos del fútbol local es una oportunidad inigualable.

“Patricia [Bullrich] está tranquila y le transmitió eso al Presidente. Claro que implica un riesgo, pero creemos que están dadas las condiciones”, confió un hombre con acceso al despacho presidencial.

Los equipos de los ministerios de Seguridad de la Nación y el porteño “están trabajando de forma conjunta en la evaluación de las medidas necesarias que permitan la concurrencia de público visitante en la histórica final de la Copa Libertadores de América”, difundió la cartera a cargo de Bullrich ayer por la mañana.

Según Macri, la posibilidad de que participen simpatizantes de ambos clubes obliga a “todos a comprometernos”, y “demostrar que estamos cambiando y así como lo vemos en otros países del mundo tenemos que poder organizar esta final con público visitante también”.

Con información de La Nación

COMENTARIOS