Copa Libertadores

La frase de Matías Biscay que compromete a River ante la Conmebol

El ayudante de Marcelo Gallardo dijo una frase al pasar que podría perjudicar al "millonario" ante la autoridad del fútbol sudamericano

miércoles 31 de octubre de 2018 - 2:48 pm

Luego de la épica victoria de River ante Gremio, en la semifinal de la Copa Libertadores, el conjunto brasileño estalló. Ya es un hecho que las autoridades de la institución de Porto Alegre elevaron una queja formal ante la Conmebol.

El motivo: Marcelo Gallardo ingresó al vestuario de River durante el entretiempo pese a estar suspendido. Gremio se ampara en el Inciso C del artículo 56 del Reglamento de la Conmebol, que señala que se puede reclamar contra el resultado de un partido si se desarrolla “cualquier otro incidente grave, establecido en el presente Reglamento, que haya tenido incidencia en el resultado del partido”.

Desde Gremio aseguran que la intromisión de Marcelo Gallardo en el vestuario tuvo influencia directa en el resultado final de la segunda semifinal. Y una declaración inocente de su ayudante de campo Matías Biscay segundos después de finalizado el partido podría agregarle un argumento más a esta queja.

Los chicos siempre pensaron que esto se daba vuelta. Entraron al vestuario convencidos, Marcelo los convenció plenamente de que el partido de hoy se iba a ganar, que no se nos podía escapar“, aseguró el hombre que estuvo a cargo del equipo en el campo de juego por la sanción del Muñeco. Las imágenes que se filtraron posteriormente mostraron el ingreso del técnico al vestuario durante el entretiempo para hablar con sus futbolistas a pesar de que regía sobre él la prohibición.

“Me tomé el atrevimiento de bajar y hablar con los jugadores porque creí que ellos lo necesitaban y yo también. Tal vez incumplí una regla, porque no estaba permitido, lo reconozco y lo asumo, pero era lo que tenía que hacer. Está en el reglamento, lo acepto pero no me voy a privar de estar en el vestuario con mis jugadores cuando más lo necesitaban. No me arrepiento”, dijo Gallardo como formar de reconocer su falta.

Por su parte, Biscay evadió la contestación cuando le preguntaron en conferencia si Gallardo había bajado al vestuario: “Realmente conmigo no tuvo comunicación, yo estaba pendiente del partido pero no tenía ningún aparato para poder comunicarme con nadie. Quizás estaba llamando a su casa también porque tiene una familia y estaría contento con el partido”.

El artículo 76 del reglamento de la Copa expone que cualquier entrenador o integrante del cuerpo técnico podrá seguir el partido solamente desde las gradas pero “no podrá acceder al vestuario, túnel, banca o área técnica antes ni durante el partido, ni podrá por ningún medio comunicarse con su equipo”.

Esta última línea de la pena también la quebró el DT ya que se comunicó con su ayudante Hernán Buján por intermedio de un handy durante el cotejo. Sin embargo, el líder de River se encargó de advertir que este apartado fue actualizado: “Está permitido comunicarse, ¿usted sabía que está permitido comunicarse? Cambió la regla, infórmese”.

COMENTARIOS