Escándalo Darín-Bertucelli

Diego Peretti se metió en la polémica: “No entiendo bien lo que dice Valeria Bertucelli”

El protagonista de "Wakolda" minimizó el dilema y habló de que en los ambientes laborales pueden haber maltratos

martes 30 de octubre de 2018 - 12:54 pm

Luego de las declaraciones de la actriz Valeria Bertucelli sobre el clima laboral con su ex compañero Ricardo Darín en Escenas de la vida conyugal, fueron muchas las personalidades que dieron su opinión al respecto. Ahora, quien habló al respecto fue Diego Peretti, compañero del actor en La Señal.

“No entiendo bien lo que dice Valeria Bertuccelli, pero lo que interpreto es un problema laboral que tengo y tendré yo. Es muy complicado. La discusión se confunde. Me parece desacertado“, comenzó diciendo en la nota que le dio a Perfil.

Además, el actor agregó: “¿Nunca maltrataste? Mujeres como Susana Giménez, Mirtha Legrand, Cristina Fernández de Kirchner o María Eugenia Vidal: ¿no maltrataron a sus compañeros alguna vez por el estrés del trabajo? Obviamente, una obra de Ingmar Bergman no ayuda. La susceptibilidad de los actores es muy grande“.

Asimismo, profundizó sobre la relación de los actores y el vínculo que se crea entre ellos: “Nos exponemos monumentalmente frente al público, poniendo el corazón. ¿Creés que Norma Aleandro y Alfredo Alcón no habrán discutido con ese texto? Trabajé con Alcón y cuando se enojaba –siempre con razón– era terrible. Lo avalo porque era un artista y te avisaba una, dos, tres veces hasta que explotaba”.

Por su parte, Peretti habló de Darín en particular y en su experiencia laboral con él: “Conozco a Darín, fue el productor y director del teatro Regina cuando hice “El Submarino”, luego en la película “La señal”. Eran lugares de poder importante y el recuerdo que me dejó –más allá de su rigurosidad laboral– es que tenía una gran paciencia para tratar a técnicos y colegas“.

Por último, reflexionó sobre el momento actual y los cuidados que hay que tener: “Todo me provoca miedo, se confunde el trabajo. Los actores a veces debemos llorar entre nosotros, para que esté vivo, después pedimos disculpas por habernos patinado. Esto debe pasar en todos los ámbitos. En una obra como la que hago ahora hay una descarga con el humor… pero con Bergman… no… Trabajé en la educación, en la salud, y viví maltratos de todo tipo”.

COMENTARIOS