Salud

Siete hábitos que comparten las poblaciones longevas

Qué características tienen en común estos lugares con mayor expectativa de vida

domingo 28 de octubre de 2018 - 7:25 am

Encontrar varias personas en una misma población que ya hayan cumplido 100 años o que estén próxima a esa edad no resulta tan raro en ciertos sitios.

Se trata de lugares distribuidos en todo el mundo: Cerdeña, Italia; Okinawa, Japón; Loma Linda, California; Ikaria, Grecia; y Nicoya, Costa Rica y que cuentan con varios puntos en común.

Distintos investigadores tomaron estos datos para tratar de descubrir cuál era el secreto. Uno de estos trabajos es el llamado “blue zones” que realizó Dan Buetter junto a National Geographic.

Mirá siete hábitos que comparten:

1. Siguen una alimentación basada en plantas

Incluye plantas frescas y secas, como verduras y frutas, granos, cereales y legumbres. Algunos son vegetarianos o comen muy poca cantidad de carne, preferentemente de aves de corral, pescados, huevos de campo o quesos de cabra. La elaboración de los alimentos es esencialmente casera y coinciden en el ritual de la mesa.

2. Beben una o dos copas de vino tinto por día

Muchas veces casero y como acompañamiento de las comidas o entre amigos. Aporta una buena dosis de flavonoides, sustancias protectoras cardiovasculares y que contribuyen a la prevención del cáncer. Los mismos componentes se encuentran en el chocolate amargo y en algunas verduras.

3. Tienen contacto diario con la naturaleza

Esto genera bienestar, actúa como un poderoso antioxidante y anula la inflamación producida por los radicales libres.

4. Rutinas simples y con el menor estrés posible

Estas tienen una vida naturalmente sin tensiones ni sobrecargas. Además, dedican un tiempo diario para recordar a sus ancestros, orar, meditar y descansar.

5. Viven en familia o en comunidad

El entorno donde pasamos más cantidad de tiempo influye directamente sobre la calidad y la forma de vida. No aislarse y buscar un entorno gratificante resulta fundamental.

6. Son activos

Los espacios que los rodean los lleva a realizar constantemente actividad física. Además, mantienen la huerta familiar o comunal. El ejercicio ayuda a prevenir procesos de osteoporosis, que tantos problemas traen en la calidad de vida durante la tercera edad; estimula el buen funcionamiento del cuerpo, activa el sistema circulatorio, previene enfermedades metabólicas como la hipertensión y la diabetes.

7. Tienen propósitos

La pregunta clave sería ¿cuál es la razón por la cual me levanto cada mañana? En Okinawa, lo llaman “Ikigai” y los nicoyanos “plan de vida”. Descubrir cuál es el propio y compartirlo es parte de una vida satisfactoria. Además, no se jubilan. Siguen activos en su comunidad, compartiendo sus dones y talentos, y eso los hace sentir útiles y valorados.

Fuente: Clarín Entremujeres / Lic. Rocío Runca

COMENTARIOS