Psicología

Cómo saber si tu hijo se porta mal o tiene un problema de salud mental

Señales para intentar diferenciar ambos casos

domingo 28 de octubre de 2018 - 7:52 am

¿Cómo podemos saber realmente si un niño o niña está siendo simplemente caprichoso o realmente hay un problema más serio detrás?

“Por lo general los alumnos no llegan a la escuela un día y dicen ‘ahora me voy a portar mal'”, asegura al portal de la BBC, Pepe Di’Iasio, director ejecutivo del Instituto Gales de Sheffield, en Inglaterra. Según él, alrededor del 80% de los problemas con los que tienen que tratar las escuelas tienen que ver directamente con alguna situación en la vida familiar del niño.

“No quiero sugerir que todos los problemas de salud mental impliquen un mal comportamiento pero es inevitable que haya cierta relación. Cuando alguien necesita algo de apoyo y no lo recibe, puede afectar negativamente a su comportamiento”, agrega.

Investigaciones reciente publicadas por la fundación británica Salud Mental sugieren que los niños modifican su comportamiento cuando están “preocupados” o “tristes” por algo. Aunque un niño no llore, no se aísle o no se autolesione no quiere decir que no tenga algún tipo de problema de salud mental.

Karen Young, psicóloga y escritora del sitio web de psicología Hey Sigmund, dice que la ansiedad puede provenir de un cerebro sano, sin patologías. “Pero cuando (el cerebro) detecta una amenaza, ya sea real o imaginaria, llena el cuerpo de hormonas como la adrenalina para hacer que el cuerpo sea fuerte, rápido y capaz de soportar la presión. Esa es la respuesta natural que nos ha mantenido con vida durante miles de años”.

“Esa es la reacción normal de un cerebro sano. En el caso de los niños con ansiedad, cualquier situación nueva, desconocida, difícil o estresante es una amenaza potencial. Es un tipo de respuesta que requiere de una actividad física intensa. Si la amenaza fuera real, sería como estar luchando por la propia vida de uno”, explica.

El doctor Antonis Kousoulis, director de la asociación Salud Mental, dice que a los jóvenes con problemas de salud mental que no han sido diagnosticados a menudo se les tacha de niños problemáticos. “Los niños tienden a externalizar más los cambios de comportamiento”, dice el experto “Tienden a meterse en peleas, discusiones y pueden sentirse mucho más frustrados. Las chicas tienden a interiorizar sus sentimientos, simplemente quieren que las dejen solas”.

Pero, ¿cómo pueden los padres y los maestros saber cuándo el mal comportamiento de un niño se debe a un problema de salud mental? Según el sitio de internet Mentally Healthy School (Escuelas con Salud Mental), el comportamiento es a menudo la forma que tienen los niños de comunicar su angustia o sus problemas.

Algunas señales a tener en cuenta:

• Contestaciones, irascibilidad, enojos frecuentes, falta de colaboración.

• Tener berrinches y arrebatos frecuentes.

• Mantener constantemente una actitud desafiante o culpar a los demás por las cosas que salen mal.

Fuente: BBC Mundo

COMENTARIOS