Acuerdo con el FMI

Las claves del acuerdo con el FMI: no vender reservas y otras promesas

Se desprenden del Memorándum de Políticas Económicas y Financieras (MPEF) que firmaron Dujovne y Sandleris

viernes 26 de octubre de 2018 - 6:27 pm

El Fondo Monetario Internacional desembolsará entre la semana próxima y marzo casi la mitad de los montos previstos en el stand-by ampliado que aprobó esta mañana el organismo.

Según se desprende del cronograma actualizado, el martes ingresarán alrededor de u$s 5700 millones (equivalentes a 4100 millones de DEG, moneda del FMI), en diciembre u$s 7700 millones (5500 millones de DEG), y en marzo unos u$s 11.000 millones (7800 millones de DEG). De esta manera, la totalidad del apoyo presupuestario, sumarán un total de u$s 24.400 millones que estarán a disposición del Gobierno.

De acuerdo con fuentes del Ministerio de Hacienda, como en el corto plazo no hay necesidades de pesos por parte del Tesoro, los desembolsos del FMI de aquí a fin de año serán mantenidos en dólares.

En total, la ampliación del nuevo acuerdo representa unos u$s 56.300 millones, según informó el FMI este viernes, y como también surge de la nueva carta de intención y memorándum de entendimiento firmado por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris.

“A pesar del entorno desafiante, el gobierno ha fortalecido de manera proactiva sus planes de política. Quedan importantes retos. Sin embargo, la implementación total de las políticas que respaldan el Acuerdo Stand-By, junto con el fuerte apoyo de la comunidad internacional, debería permitirle al país recuperar la estabilidad macroeconómica y aprovechar su pleno potencial económico para beneficio de todos los argentinos”, reconoció Christine Lagarde.

Sobre las bandas de flotación del dólar, la titular del organismo estimó que el Banco Central “está permitiendo que la moneda flote libremente”, aunque señaló que en el caso de que haya una fluctuación extremadamente excesiva del tipo de cambio, el Banco Central “está preparado para intervenir de forma limitada, simple y basado en reglas”.

Acerca de la inflación, el programa indica que ya no hay metas como las que se conocían en el anterior acuerdo.

Por otra parte, el programa destaca que “el proyecto de presupuesto federal refuerza la red de protección social. Se mantendrán el tope mínimo del gasto en asistencia social y el marco para el ajuste del gasto social. El proyecto de presupuesto que ahora está ante el Congreso incrementa el gasto social y preserva el gasto en salud (y a la vez focaliza mejor los desembolsos relacionados con salud que se destinan a los más vulnerables)”, afirma el documento.

“Incluye además una expansión de 12% de los programas públicos de cuidado infantil, en aras de elevar la participación femenina en la fuerza laboral (en particular para los hogares de más bajo ingreso)” y “gracias al apoyo del Banco Mundial, la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) seguirá mejorando la focalización y ampliando la cobertura de la asignación universal por hijo (AUH)”, destaca el FMI y agrega: “Por último, el gobierno ha elaborado un sistema para monitorear mejor las condiciones sociales a fin de responder más eficazmente a las necesidades que surjan entre los hogares de bajo ingreso”.

COMENTARIOS