Política

Más complicado: ahora acusan al intendente K de Tierra del Fuego de trata de personas

El intendente de Río Grande, Gustavo Melella, está acusado de ofrecer trabajo a cambio de favores sexuales

viernes 26 de octubre de 2018 - 1:50 pm

Un fuerte caso de abuso sexual y trata de personas sacude a Tierra del Fuego, más precisamente a la ciudad de Río Grande, donde el intendente Gustavo Melella está acusado de ofrecer trabajo a cambio de favores sexuales.

A Melella, radical K que ahora quiere ser gobernador, se lo acusa de abusar sexualmente de trabajadores de la construcción y hombres en situación de indigencia que hace traer del Norte argentino. Como dato curioso, antes de ser intendente, quiso ser sacerdote, pero lo echaron del seminario de salesianos por “mano larga”.

En cuanto a su modus operandi, se trata de un sistema perverso, que beneficia únicamente a él y siempre termina con abuso de personas. Según indica LPO, Melella se busca a hombres muy pobres y sin trabajo, preferentemente canosos y del norte del país y a los que se les ofrece trabajo en pequeñas empresas truchas de construcción de obra pública municipal, a cambio de favores sexuales. La maniobra luego se extendería -siempre según el testimonio de personas que conocen la causa- a los familiares o conocidos de éstos, a los que también se los hace viajar con promesas de trabajo por vía terrestre, pasando por Chile en algunos casos.

Según consta en la denuncia el propio Melella es el encargado de supervisar -en persona- la operación, de distribuir el trabajo y la plata para pasajes, alojamiento y adelanto de compra de materiales para trabajar. Llamativamente, una mujer evangélica, según indica la querella, les saca fotos a los hombres humildes que traen del Norte y le confecciona al intendente un book de fotos para que él seleccione e invite a su casa a quien desee. De no aceptar la invitación, se les corta el trabajo, o directamente no se le paga lo trabajado. De hecho, fue así que se destapó el caso: por trabajadores que no pudieron cobrar su sueldo.

Sin embargo, el escándalo se amplificó a raíz de los audios y chats de Whatsapp que están en manos de la Justicia. En ellos una voz que sería la del intendente, sostiene: “¿Y cuáles son los que seguro me van a coger, papi, te dijeron?”, se escucha que le dice a un colaborador.

La causa se encuentra a cargo del juez Raúl Sahade quien fue acusado de inacción, filtración de información al imputado y de no hacer lugar a medidas probatorias. Según el abogado querellante, Francisco Giménez, el juez y el primer fiscal interviniente, Pablo Candela, “permitieron con sus demoras que se realizara todo tipo de maniobras extorsivas contra los denunciantes”.

El caso es de mayor impacto por el silencio de la clase política de toda la provincia y el accionar de la Justicia de Río Grande, en la que tiene gran influencia Ernesto Löffler, un juez perteneciente a la familia más poderosa de Tierra del Fuego que se hace llamar “Nené”.

Por la negligencia, en la provincia corre el rumor de que incluso la justicia federal podría actuar de oficio puesto que lo que lo que se denuncia es una red de trata de personas, un delito federal que investigan los tribunales de Comodoro Py.

Con información de La Política Online

COMENTARIOS