Salud

Nueve formas de prevenir el cáncer de mama

Cómo podemos ayudar a que no se desarrolle esta enfermedad

sábado 20 de octubre de 2018 - 7:31 am

El cáncer de mama es un enemigo silencioso pero puede ser tratado si se detecta a tiempo. Ya sea por ignorancia o descuido, algunas mujeres dejan de lado la mejor herramienta para luchar que es la prevención.

Son muchos los factores de riesgo: la genética, la edad (es más común en mujeres de más de 40 años), los antecedentes de cáncer previos, la historia familiar o el estilo de vida. Por eso es importante que a la primera sospecha, se acuda a médico para hacer un descarte.

El cáncer de mama, a diferencia de otros, es más fácil de detectar. ¿Cómo podemos prevenir esta enfermedad? Existen nueve formas:

Con chequeos anuales. Si tenés más de 40, debés hacerlo una vez al año y si tenés entre 20 y 39, cada tres.

Haciendo actividad física. Según el estudio Woman’s Health Initiative, Las mujeres que caminan entre una hora y cuarto y dos horas y media a la semana tienen 18% menos riesgo de tener cáncer de mama.

No fumar. No solo es un riesgo para desarrollar cáncer de mama sino otro tipo de neoplasias, como el cáncer al pulmón, la primera causa de muerte por cáncer en el mundo.

Limitar el consumo de alcohol. Según un estudio publicado por el National Center for Biotechnology Information de Estados Unidos, el riesgo de tener cáncer en personas que toman constantemente es más elevado.

Controlá tu peso. Un estudio de la Sociedad Americana de Cáncer describe que las mujeres que han ganado entre 9 y 13 kilos desde los 18 años son 40% más propensas a desarrollar cáncer de mama.

Llevá una dieta saludable. La Universidad de Harvard concluyó que las mujeres con una buena alimentación tienen 19% menos riesgo de tener cáncer de mama. Se recomienda una dieta rica en frutas y verduras.

Amamantar a tus hijos los primeros seis meses no solo le hará bien sino que reduce en un 10% el riesgo de desarrollar cáncer de mama en el futuro, esto según el American Journal of Clinical Nutrition.

Limita la dosis de las terapias de hormonas. Según la Clínica Mayo, tener terapias hormonales por más de cinco años incrementa la posibilidad de desarrollar cáncer de mama al consumir altas dosis de estrógeno.

Dormí bien. Aunque los científicos aún no han llegado a una conclusión exacta, se han realizado múltiples estudios que investigan la relación entre los malos hábitos de sueño y la posibilidad de desarrollar cáncer.

Fuente: El comercio

COMENTARIOS