Fuera de juego

Una gloria del deporte confesó haber tomado cocaína en el baño privado del Papa

Ocurrió en 1995. Pidió pasar al baño y allí consumió la droga pidiéndole perdón a Dios

viernes 19 de octubre de 2018 - 11:50 am

El ex boxeador Julio César Chávez, múltiple campeón en tres categorías diferentes (Superpluma, Ligero, y Superligero), inhaló cocaína en el baño privado del Papa Juan Pablo II en el Vaticano, Roma, en 1995, luego de perder su invicto de 89 victorias ante Frankie Randall.

Eso se puedo saber gracias al libro “Julio César Chávez, la verdadera historia”, escrito por Javier Cubedo y narrada por Rodolfo, el hermano del púgil. Por ese entonces, el mexicano decidió alejarse del ring por un año y hacer un viaje por Europa para conocer a la cabeza visible de la Iglesia Católica.

A continuación, un fragmento del libro

-“Bienvenido Julio César, es un honor para mí que me honres con tu visita, hijo”, le dijo Karol Józef Wojtyła.

-El honor es para mí ¿Y cómo le digo?, ¿señor, Papa, Su Santidad…?, respondió el mexicano.

-Me puedes llamar Juan Pablo, ¿sabes? Me encantan tus peleas, eres un digno representante de tu deporte y tu país.

-¿En serio? Oiga, está bien bonito todo aquí. ¿Puedo ver su recámara?

“Mi hermano sacó de su pantalón un papel que envolvía cocaína, la distribuyó sobre el mármol del lavado para después inhalarlo, dejando completamente limpia el área del lavamanos. Julio jaló la palanca del excusado para que pensaran que entró al baño por otra cosa. Volvió con Juan Pablo II y pasaron a otro recinto del Vaticano, y, al final, le dio su bendición.”, dice el libro.

Además, informa que antes de consumir la droga, Chávez se dijo: “Discúlpame, Diosito, perdóname”.

COMENTARIOS