Caso Nahir Galarza

Nahir Galarza, tras rendir un examen: “Me filman como si fuera una cosa”

La joven condenada por homicidio manifestó su enojo con el acoso que sufre por la prensa y la sociedad.

jueves 18 de octubre de 2018 - 8:16 pm

Nahir Galarza, la joven de 20 años condenada por el crimen de Fernando Pastorizzo, fue trasladada hoy a Concepción del Uruguay desde Paraná para rendir las dos materias que le quedan para terminar primer año de la carrera de Abogacía.

“Me cuesta concentrarme en el estudio, pero al final lo termino haciendo. Lo más difícil no es eso. Me pone nerviosa la exposición. No tengo intimidad. Los medios se enteraron antes que yo de la hora de los exámenes. Seguro me van a estar esperando y yo voy a tener que cubrirme la cara con el pelo, como siempre”, le dijo la joven de 20 años a una compañera de pabellón de la la Unidad Penal N°6 en Paraná, de acuerdo con el portal Infobae.

Es la segunda vez que la joven condenada a prisión perpetua por el crimen de su novio Fernando Pastorizzo, ocurrido el 29 de diciembre de 2017 en Gualeguaychú, sale de la cárcel donde se encuentra alojada desde septiembre.

“Lo del juicio lo entiendo, va la prensa a cubrirlo y necesitan la foto, pero hacerme una guardia cuando voy al médico o un acontecimiento importante en mi carrera… me parece demasiado”, explicó la joven.

Las dos materias que rindió son Política del Estado e Historia Constitucional. “Ya las había estudiado antes de que pasara lo que pasó, pero retomé y no es nada fácil”, aseguró al respecto.

Además, Galarza contó que cada vez que sale se genera una especie de caos a su alrededor. “Lugar adonde vaya veo que sacan sus celulares y empiezan a filmarme. No me miran, me filman. Como si fuera una cosa, un objeto de exposición y no un ser humano”, sentenció.

La anterior salida de Nahir fue para un chequeo médico en un hospital de Paraná, donde la esperaba una periodista que la siguió desde que entró hasta qué pasó al consultorio y salió hacia el patrullero. “No voy a hablar“, dijo pese a la insistencia de la cronista. Aunque alcanzó a decir: “Muchas de las cosas que dicen son mentiras“.

Nahir lleva poco más de un mes y medio en el penal de Paraná. Pasa sus días leyendo y estudiando. Dos horas por día sale al patio, hace gimnasia con otras detenidas y hasta participa de un taller literario.

COMENTARIOS