Judiciales

El juez Bonadio le contestó a Jorge Fontevecchia, tras una grave acusación

El dueño de Perfil había acusado al juez federal de direccionar la causa de los Cuadernos contra la ex presidenta Cristina Fernández y desviar la investigación para salvaguardar a los empresarios involucrados

jueves 18 de octubre de 2018 - 2:14 pm

Una semana después de que el dueño de Perfil lo acusara de haber direccionado la investigación por “Los Cuadernos de la Corrupción” para perjudicar únicamente a la ex presidente Cristina Fernández, el juez federal Claudio Bonadio se puso a disposición de la Justicia y pidió que se lo investigue.

Además, el juez pidió investigar si existe una maniobra para apartarlo de esa investigación, en la que hay ex funcionarios e importantes empresarios investigados por una red de coimas. En su escrito, Bonadio nombra a varios periodistas, a quienes encuadra en un presunto intento por “apartar al suscripto de la instrucción de la presente causa”.

“Por todo lo expuesto –acotó Bonadio- es que habré de disponer que se extraigan testimonios de lo documentos citados a fin de que el Tribunal” que quede sorteado “investigue posibles maniobras irregulares o ilegales con el fin de apartar al suscripto de la presente instrucción”.

Qué había dicho Fontevecchia

En una entrevista con el periodista Carlos Pagni, Fontevecchia había comentado: “Tengo testimonios de empresarios que dicen que cuando empiezan a hablar les dice ‘pare pare pare’ y que en realidad el único objetivo es que Cristina vaya presa pero nadie más”, aseguró.

“¿Resulta verosímil que el señor Paolo Rocca diga que tenía autonomía un funcionario que depende de él para pagar coimas? Es imposible porque dice que se pagó con dividendos de los accionistas, por ende con dinero de él mismo. Él tiene que saber cuál es su colocación de impuestos, es imposible que el dueño de una empresa diga ‘se pagaron coimas y yo no sabía’. Obviamente hay una laxitud por parte de Bonadio respecto de perseguir un fin que a mi juicio daña la importancia que tiene la causa de los cuadernos, y es muy distinto a lo que hacía Sergio Moro en Brasil”, analizó.

COMENTARIOS