Policiales

Un video, la clave en el crimen de la mujer embarazada en un hotel alojamiento

La cámara de seguridad del albergue transitorio en el que murió Carolina Medina grabó el momento en que el hombre ingresa con el auto y se retira a toda velocidad

jueves 18 de octubre de 2018 - 12:09 pm

El único sospechoso de haber asesinado a la mujer embarazada el sábado a la madrugada en un albergue transitorio de Florencio Varela, Ariel Norberto García, complicó aún más su situación.

En las últimas horas, se conocieron dos videos de las cámaras de seguridad del hotel alojamiento que captaron el momento en que el culpable ingresa y se retira a toda velocidad en un Ford Focus blanco.

De acuerdo a las declaraciones del encargado de “Susurros” luego de que el hombre se escapó del lugar sin pagar decidió llamar a la Policía, que minutos más tarde llegó al lugar. Fue entonces cuando los efectivos entraron a la habitación que había alquilado la pareja y se encontraron con el horror: la mujer estaba boca abajo en la cama, empapada con su propia sangre.

La autopsia del cuerpo de la víctima confirmó murió desangrada después de ser atacada en la zona genital. El informe preliminar indicó que sufrió un “shock hipovolémico por trauma en la zona del periné”. La principal hipótesis de los investigadores es que la hemorragia fue provocada con una botella durante un juego sexual.

Con la patente del auto, los investigadores llegaron hasta el padre del sospechoso, quien era el propietario del vehículo. El familiar del acusado fue finalmente quien colaboró para que se lleve adelante la detención. Sin embargo, no era la primera que García tenía problemas con la Justicia. Las autoridades confirmaron a TN.com.ar que tenía antecedentes por robo y un pasado de adicciones.

El único sospechoso de la muerte de Medina se negó a declarar el martes pasado ante la fiscal del caso, Gisela Olszaniecki, titular de la UFI N°3. Fue acusado de “homicidio y aborto”, ya que la víctima estaba cursando el séptimo mes de su embarazo.

Según los primeros datos surgidos de la causa, García y la víctima habían pedido una botella de cerveza a la conserjería apenas entraron a la habitación. Se cree que este habría sido el objeto que provocó que la mujer muriera desangrada aunque no pudieron encontrarlo en la escena del crimen.

Fuentes policiales informaron a TN que el trauma que sufrió Medina fue provocado “por la introducción de un objeto que, con violencia, le destruyó por completo el aparato reproductor, urinario y digestivo”.

COMENTARIOS