Sociedad

Shock hipovolémico: la brutal muerte de la embarazada encontrada en un hotel alojamiento

La pericia preliminar indica que la joven de 25 años murió desangrada "por la introducción de un objeto que, con violencia, le destruyó por completo el aparato reproductor, urinario y digestivo"

miércoles 17 de octubre de 2018 - 1:12 pm

El cuerpo de Carolina Medina, de 25 años, fue descubierto el sábado pasado a las 13 en el cuarto número “10” del hotel alojamiento “Susurros”, de Florencio Varela. La mujer embarazada yacía boca abajo en la cama junto a un charco de sangre.

El principal sospechoso es Ariel Norberto García, el hombre de 37 años que había entrado junto a la víctima al lugar, horas atrás. El padre de García lo entregó luego de reconocer el auto de su hijo, difundido a través de un video. El Ford Focus aún no aparece.

Las pericias preliminares indican que la joven murió desangrada después de ser atacada en la zona genital. “Shock hipovolémico por trauma en la zona del periné”, precisó el informe. La principal hipótesis de los investigadores es que la víctima murió por una hemorragia aguda provocada con una botella durante un juego sexual.

Fuentes policiales informaron al canal de noticias TN que el trauma que sufrió Medina fue provocado “por la introducción de un objeto que, con violencia, le destruyó por completo el aparato reproductor, urinario y digestivo”.

Según los primeros datos surgidos de la causa, García y la víctima habían pedido una botella de cerveza a la conserjería apenas entraron a la habitación. Se cree que este habría sido el objeto que provocó que la mujer muriera desangrada, aunque no estaba en la escena del crimen.

“Fue forcejeada”

Alfredo, pareja y padre del bebé que gestaba Carolina, dijo que la joven fue “forcejeada” y “trató de de defenderse”.

“Por las marcas en sus brazos fue forcejeada”, dijo Alfredo en Buen Morfi y agregó: “También tenía sangre en la cara”. El hombre agregó además que la mujer no mantenía una relación sentimental con el detenido, a quien él no conoce pero sabe que vive cerca.

Los antecedentes del acusado

García está acusado del delito de “homicidio y aborto”. Para ser tipificado como femicidio debe primero comprobarse que la víctima y el detenido tenían una relación extramatrimonial. En este caso de delitos la pena es de prisión perpetua. El martes se negó a declarar ante la fiscal del caso, Gisela Olszaniecki, titular de la UFI N°3 descentralizada de Florencio Varela.

El acusado estuvo detenido entre 2011 y 2013 en el penal de Gorina por robo agravado por el uso de armas. Le concedieron prisión domiciliaria para que pudiera internarse en un centro de adicciones.

Carolina, que en su pasado había tenido problemas de adicción al paco, era ama de casa y tenía dos chiquitos, de 8 y 6 años, de una relación anterior.

COMENTARIOS