Salud

Cinco trucos para preparar tu bolso del gimnasio

Tips para llevar lo necesario al lugar donde hacemos actividad física

miércoles 17 de octubre de 2018 - 7:45 am

A la hora de armar el bolso para ir al gimnasio, podemos tener en cuenta algunos tips para prepararlo de forma más práctica pero sin que nos falte nada. Mirá los siguientes cinco consejos y ya estás listo para la actividad:

1. Hacé una lista y metela en un bolsillo de la mochila. Cuando estés haciendo la bolsa para ir al gym, el mismo día o el anterior, sacá la lista y revisá que tenés todo. P

2. Los imprescindibles de esa lista:

  • Para practicar deporte: camiseta, mallas o shorts, toalla de tamaño mediano para colocar en las máquinas, zapatillas, medias, un reloj para controlar los tiempos de descanso y una botella para el agua. Además, si tenés pelo largo, gomitas y orquillas.
  • Para ducharte: una toalla limpia y grande (las de microfibra ocupan menos), jabón y shampoo en un estuche y ojotas.
  • Si no te duchás en el gym: secate la transpiración y llevate una camiseta para cambiarte, hasta que llegues a casa. Si no, podrías enfriarte.
  • Un consejo de belleza: llevate un espejito.

3. Bolsita de té para los malos olores. Si llegas al gym directa del trabajo, lo más normal es que te cambies de calzado y que guardes las zapatillas en la mochila. Las zapatillas pueden desprender malos olores que impregnen al resto de ropa, por eso es mejor meterlas en una bolsa antes de guardarlas en la mochila. Un truco: meté en la bolsa una bolsita de té verde, ayudará a que no huela tan mal.

4. Una mochila con varios compartimentos. Incluí dentro de la mochila otra bolsa en la que guardar la ropa sucia o húmeda, así evitarás malos olores. Un truco que va muy bien es elegir una bolsa de gimnasio que tenga diferentes compartimentos, así, podremos además de utilizar bolsas, separar la ropa sucia, las zapatillas y productos de higiene.

5. No te olvides las ojotas. Sobre todo si tenés pensado ducharte en el gimnasio. Cuando te estás cambiando, también es recomendable usarlas y evitar así pisar el suelo, previniendo los contagios de pie de atleta y todo tipo de hongos, muy comunes en ambientes húmedos como los gimnasios y piscinas públicas.

Fuente: En femenino

COMENTARIOS