Política

Escándalo: los audios que comprometen al intendente Gustavo Melella

Fue denunciado por acoso sexual y abuso de poder por tres obreros de la construcción a quienes el funcionario les había prometido trabajos

lunes 15 de octubre de 2018 - 10:26 am

El intendente de Río Grande, Gustavo Melella, fue denunciado por acoso sexual y abuso de poder por tres obreros de la construcción a quienes el funcionario les había prometido trabajos que finalmente no les terminó abonado en su totalidad.

La maniobra habría consistido en que la Municipalidad les pagara los viáticos para llegar a la provincia, los hospedara y les facilitara los trámites para convertirse en monotributistas y así acceder a un empleo. Luego, a la hora de ofrecerles el trabajo, el intendente los invitaba a su casa o a su despacho en la Municipalidad para pedirles favores sexuales.

La práctica ocurre hace varios años pero nadie se animaba a sacar a la luz por miedo a represalias. El intendente se defendió y aseguró que es una campaña en su contra porque aspira a ser gobernador.

El intendente se encargaba de tomar contacto con los hombres que buscaban un trabajo a través de WhatsApp -audios y mensajes-, o directamente los llamaba.

“Eso me dijo, que eran cuatro papá. ¿Y cuántos son los que me van a coger?”. Y continúa la secuencia: “¿Qué edad tienen, papi, sabes?”

“¿Y cuáles son los que seguro me van a coger, papi? ¿Te dijeron?”, se lo escucha insistir, para luego mencionar la futura ayuda que podría darles a cambio de favores sexuales: “Vos tenés que decirles que para que estén mejor esos dos me tienen que dar”.

De los últimos dos audios se desprende que Melella llegó a realizar pagos a estas personas para que compraran materiales o se asentaran durante sus primeros días antes de conseguirles un trabajo: “Papi, ¿sabes qué? Por ahí te va a convenir ir al banco y retirar la plata. Porque a las tres cierra. Por cajero no vas a poder retirar todo”.

Cuando testimoniaron ante la Justicia, Alfredo Suasnabar y Damián Rivas, dos de las presuntas víctimas, señalaron que el acoso también ocurría por mensajes telefónicos.

COMENTARIOS