Buenos Aires 2018

Una estrella de plata: Delfina Pignatiello le dio otra medalla a la Argentina

En un natatorio abarrotado de gente y con miles de personas que se quedaron sin lugar, la gran protagonista de los Juegos Olímpicos de la Juventud finalizó 2da en la prueba por los 400 metros

viernes 12 de octubre de 2018 - 9:11 pm

Por Santiago Caruso (@Santiago_Caruso)

Lo que se vivió en el natatorio del Parque Olímpico desde las 19.13, cuando Delfina Pignatiello salió a escena para competir por la prueba de 400 metros libres, es difícil de explicar. El panorama afuera del mismo, podría dar apenas un pantallazo: desde las 15.00 horas la cola de espera superaba a la de cualquier evento musical. Allí dentro, por supuesto no cabía media alma.

Todos expectantes para el gran evento del día, nadie quería perderse de ver a la gran estrella de los Juegos Olímpicos de la Juventud. Justamente la expectativa, sumado al clima que generó la competencia, la emoción que se sintió en las tribunas y los resultados que le dieron dos medallas de Plata a la Argentina, la transformaron en la enorme protagonista de Buenos Aires 2018.

Ajna Kesely fue nuevamente la villana de la ceremonia. La húngara desplegó su talento y se quedó con el oro, al igual que en los 800 metros libres. Marlene Kahler resultó ser la tercera que se repitió en la foto y se colgó su segundo bronce en el pecho.

La carrera mostró una enorme paridad entre las dos candidatas, 3 segundos con 26 milésimas separaron los 4:07.14 de la campeona con los 4:10.40 de la representante albiceleste. Primeros largos con diferencias de milésimas, en las últimas tres piletas se estiró la distancia.

Otra vez, el duelo se trasladó a los andariveles del medio

Casi 2.500 personas provocaron un estruendo de gritos al finalizar la competición. Esta vez, Pignatiello levantó sus brazos y agradeció las infinitas muestras de admiración. Es que más allá del color de la presea, lo que la joven de 18 años le hizo vivir cada persona que tuvo la suerte de apreciar su destreza deportiva, vale mucho más que cualquier medalla.

COMENTARIOS