Desastres naturales

El drama de un pueblo entrerriano que podría desaparecer por una grieta: “Hay riesgo de vida”

Un pueblo de la localidad de Diamante en Entre Ríos tiene una grieta de 130 metros de largo; su intendente instó a la población a que evacúe el lugar

martes 9 de octubre de 2018 - 4:04 pm

El barrio de Cristo Pescador en la localidad de Diamante en Entre Ríos tiene una gigante grieta y podría desaparecer. Así lo advirtió el intendente Lenico Aranda, quien aconsejó a la población evacuar el lugar.

La grieta tiene 130 metros de largo y entre 30 y 40 metros de profundidad; y ya hay hasta tres metros de hundimiento. El jefe comunal le contó la situación a TN. 

“Estamos muy preocupados por lo que no se ve. La situación es dramática. La falla llegará hasta a una cuadra y media de la municipalidad”, dijo. También, indicó que el fenómeno que comprende gran parte de la costa del Río Paraná existe hace muchísimos años.

Según contó el intendente Aranda hubo una situación similar en los 70′: “Lo más cerca en desprendimientos de barrancas y deslizamientos fue en la década del 70, cuando por razones similares desapareció todo lo que era la zona ribereña y costera de Diamante, llevándose edificios emblemáticos para los vecinos, como la escuela-hogar, el casino, la Prefectura, hoteles, el Club de Pescadores y una planta de aceite”. Aranda fue claro en la sensación: “Esto ya lo vivimos”.

Diamante es una localidad en la que viven 22 mil habitantes. “La gente no se quiere ir”, lamentó Aranda. E insistió en que hay casas sobre la grieta y remarcó en que el municipio trabaja en que la gente tome conciencia del peligro porque hay riesgo de vida. “Levantarse y no ver el patio de tu casa es muy triste”, dijo al recordar la situación que se vivió años atrás.

Si bien el tema se difundió en estas horas, la grieta se hizo visible hace cerca de un mes, lo que dio tiempo suficiente para que surgiera una pila de acusaciones entre los distintos sectores políticos involucrados, que no perdieron la oportunidad para culparse en forma cruzada por la falta de obras de infraestructura.

De un lado está la Intendencia, alineada con la UCR-Cambiemos y, en la vereda de enfrente, la gobernación provincial del justicialista Gustavo Bordet.

COMENTARIOS