Belleza

Cómo disimular la papada al posar para una selfie

Con estos trucos no vas a dar más vueltas a la hora de sacarte una foto

martes 9 de octubre de 2018 - 7:59 am

Todos tenemos un lado bueno y debemos aprender a utilizarlo para dar lo mejor de nosotros mismos en las fotografías. Es probable que haya mucha gente que crea que no es fotogénica y que no sale tan bien como se ve en el espejo en las fotografías. Eso es probablemente porque no han encontrado cuál es su mejor pose para salir bien en las imágenes.

Sin embargo, esto no es un problema, ya que son muchos los famosos que tienen su pose muy estudiada, haciendo que siempre salgan lo mejor posible en todas las fotografías que les toman.

Por eso, debés aprender a disimular los que creas que son tus defectos para verte mejor en las imágenes. Por ejemplo, si son los granos o las ojeras podés disimularlas con maquillaje, simplemente aprendiendo cuáles son los productos adecuados y utilizándolos de manera correcta, asegurándote que estás ocultando estas marcas de la mejor manera posible.

No obstante, quizás lo que quieras ocultar es un rasgo característico tuyo. Lo primero que debés tener en cuenta es que lo podrás disimular en las fotografías, pero esto forma parte tuya en tu día a día. O sea, que la gente que te conoce sabe cómo sos realmente.

A todos puede salirnos papada tarde o temprano, bien porque nos estamos haciendo mayores y la piel del cuello pierde elasticidad con los años o bien porque hemos ganado peso y se nos ha acumulado en la zona del cuello. Esto puede hacer que depende de cómo posemos en las fotografías se nos pueda ver una doble barbilla o el cuello bastante más ancho y abultado de lo que es.

El  ángulo según el cual nos hagamos las fotos es muy importante para conseguir resultados diferentes. Así pues, si lo que queremos es que en la imagen que nos estamos tomando no sea tan notable nuestra papada, para disimularla lo que podemos hacer es poner el móvil o la cámara hacia arriba.

El ángulo picado conseguirá disimular la parte del cuello, mientras lo estiramos y parece que tengamos menos papada. Además, este ángulo también nos ayuda a parecer más jóvenes y es el preferido por muchas personas a la hora de hacerse selfies, ya que es uno de los más favorecedores.

El ángulo picado nos ayudará a disimular la papada, ya que la fotografía se saca desde arriba, pero la iluminación también nos será de gran ayuda. Por eso, si el foco de luz se encuentra por encima de nuestra cabeza, como por ejemplo la luz del sol o una luz que esté en el techo, nos ayudarán a crear una conveniente sombra en la zona del cuello, ya que tendremos la cabeza levantada hacia arriba.

Con esta sombra, conseguiremos que la falta de luz haga menos visible la papada y de este modo la estemos disimulando correctamente para la foto. A veces no nos será tan sencillo valernos de la iluminación o de la posición de la cámara, por lo que será también conveniente que aprendamos a hacer una pose, sobre todo para las fotos de grupo, que nos ayude a disimular la papada.

En ocasiones no podemos modificar el ángulo de la cámara o la iluminación, por lo que debemos ensayar un posado que nos ayude a disimular la papada. Para ella podemos poner la cabeza ligeramente de lado y bajaremos la barbilla hacia abajo, en dirección al pecho. Intentá estirar un poquito el cuello hacia delante, ya que si lo pegás demasiado al pecho crearás más el efecto papada.

Bajando la cabeza ligeramente hacia abajo conseguimos cubrir parte de la papada y al ponernos de lado debemos escoger nuestro mejor perfil. Si nos encontramos en una fotografía de grupo y somos muchos, podés optar por agacharte en el suelo en la primera fila, de este modo podrás recrear el efecto picado de las fotografías que hemos comentado, haciendo que al mirar hacia arriba tu cara cubra el cuello.

Además, si nos encontramos al aire libre o la iluminación viene desde el techo, al colocarnos en esta primera fila también podremos conseguir el efecto de oscuridad en la zona del cuello, haciendo que la papada nos quede más disimulada. Sin embargo, esto no siempre podrá sernos posible, así que no tengas vergüenza a la hora de practicar diferentes poses para las fotografías delante del espejo.

Es importante también que te aceptes tal y como sos, consiguiendo esta confianza que necesitas para las fotografías te verás mejor y también te dará probablemente menos vergüenza el posado.

Fuente: Bekia

COMENTARIOS