Declaraciones

Las crudas reflexiones de Juninho Pernambucano sobre el periodismo y la política

El ex jugador brasileño habló extensamente en una entrevista y se abrió como ningún otro futbolísta lo hizo jamás: criticó al periodismo actual, se indignó con la derecha de su país y abrazó al feminismo

viernes 5 de octubre de 2018 - 11:09 pm

Rápidamente asociamos a Juninho Pernambucano con la pagada exquisita como la que poseía, perfeccionada en Vasco Da Gama y potenciada en el Lyon, donde es un ídolo. Pero su presente lo tiene lejos de las canchas, sus años de actividad ya son historia. Retirado profesionalmente, reciéntemente se alejó completamente del fútbol, al que quedó conectado mediante el periodismo. Ahora está desencantado.

En una extensa entrevista con El País de España, el brasileño se abrió como ningún otro futbolísta hizo jamás, escapando a los estereotipos que pesan sobre ellos como incultos. “Perdí la confianza en la prensa. La mayor parte de ella juega en contra de la evolución del fútbol”, criticó con dureza Juninho, luego de desvincularse de Globo por diferencias y acusaciones de censura.

“El fútbol cambió mucho. Llegaron a la ciencia, la nutrición, la psicología, análisis de rendimiento… Hoy el jugador corre mucho, tiene más músculos, reacciona más rápido. El espacio en el campo se ha reducido. Sólo la prensa todavía no entendió esa evolución”, se extendió en su oposición, quien fue comentarista del Mundial de Brasil 2014.

Siguiendo con sus expresiones totalmente crudas, culpó a los periodistas de moldear a los jugadores: “No hay perjuicio, sino también el interés por marginar al atleta. La verdad es que la prensa oprime al jugador. Quiere que sea visto como un ignorante”.

“¿Sabe por qué el atleta homosexual no lo asume? Porque tiene miedo de la repercusión en la prensa”, se respondió él mismo.

A horas de que Brasil vaya a las urnas para elegir al próximo Presidente de la Nación -los comicios serán el próximo domingo, en los cuales el máximo candidato es Bolsonaro-, Juninho fue tajante con las políticas de derecha que azotan al gigante sudamericano: ¿Cómo el pueblo está feliz con ese sistema si todavía tiene niño muriendo de hambre en el país? ¡Esto es injusto!”

“La clase más rica necesita sensibilidad. La riqueza no puede quedar en la mano de pocos”, sentenció. También llamó a conciencia a los demás jugadores debido a sus tendencias de derecha, sabiendo que nacieron en la marginalidad extrema y el fútbol los salvó.

Por último, opinó sobre el movimiento feminista que se acrecienta en la región, pero haciendo énfasis en Brasil: “Yo reconozco que soy todavía un macho en la deconstrucción porque es la educación que recibí. Acepto esta condición para poder evolucionar. Aprender todos los días con mis hijas”.

COMENTARIOS