Salud

¿Vuelve a crecer el pelo luego de caerse por estrés?

Qué podés hacer por tu cabello cuando la ansiedad te supera

domingo 7 de octubre de 2018 - 7:08 am

Cualquier estimulo relacionado con la ansiedad, la depresión o el nerviosismo constante; puede alterar el crecimiento del pelo, y éste se caerá de forma general desde cualquier punto de la cabeza, no tiene por qué ser en una zona local.

Podés darte cuenta de que algo está ocurriendo en tu cabello porque puede llegar a desaparecer en cantidades muy grandes cuando usas el shampoo en la ducha, al peinarte en cualquier momento del día o simplemente con el gesto de pasar la mano por un mechón de forma casual y desinteresada.

Caída gradual

Si el motivo principal es el estrés, el cabello suele caerse de forma gradual, pero existen situaciones más graves en las que lo hace de golpe y de forma abrupta, preocupando muchísimo a quién lo padece y creando, quizá, más ansiedad aún.

El cambio puede ser tan bestial, que en cuestión de dos semanas alguien puede notar que le falta gran parte de su melena. Hace, en ocasiones, que la persona afectada, entre en un círculo de nerviosismo del que es mucho más complicado salir. Por lo que se trata de un problema psicológico que puede llegar a volverse muy dañino y crear un dolor emocional muy fuerte.

Su nombre médico es efluvio telógeno y, generalmente es temporal, aunque existen situaciones en las que puede prolongarse e incluso hacerse crónico si no se trata como es debido. Existen otras causas, a parte del estrés, que puede causar esta pérdida tan fuerte como una fiebre muy alta debida a una infección muy grave, haber vivido un parto hace también que se caiga mucho el pelo por la bajada tan brutal de hormonas, una cirugía mayor, realizar dietas drásticas que no aportan las proteínas suficientes que nuestro cabello necesita para crecer, o tomar fármacos de algún tipo que tengas entre sus efectos secundarios la pérdida del pelo.

Otra opción puede ser simplemente la edad, hay mujeres que entre los 30 a 60 años notan que el pierden mucho cabello, no solo en la cabeza si no en todo su cuerpo. Esto puede ser muy abundante al principio y disminuir cuando pasa el tiempo, incluso, detenerse poco a poco. Para esto no existe ninguna enfermedad conocida, simplemente pasa.

Consejos para bajar la ansiedad

Por lo general, la rapidez con la que se vive hoy en día y la presión de la vida puede hacer aumentar el “cortisol” que es una hormona que hace que el estrés se dispare. Para reducirla sin necesidad de pastillas o acudir a un centro de yoga y meditación, al menos de momento; existen algunos trucos que puedes ir realizando y que consiguen que la hormona baje en cantidad y te sientas mejor.

1. Desconectate de tu teléfono por un rato largo

2. Antes de irte a dormir, es muy buena idea escribir un diario de lo que te preocupa y cómo te hace sentir. Esto será como de descarga de tu cerebro y dormirás mucho mejor.

3. Despertá sin prisas, que el despertador suene de forma gradual o poné varias alarmas para ir volviendo a la vida poquito a poco.

4. Reíte, aunque no tengas motivos porque te hará bajar el estrés al momento.

5. Quedate unos instantes en total silencio, apagalo todo y disfruta de ese momento, es algo que baja también muy rápido el cortisol.

7. Sé buena persona y amable con los demás, aunque tengas un día horrible, porque hará que tu sensación cambie y se gire la tortilla.

8. Empujá la pared. Sí, esto parece una gran estupidez, pero funciona. A un metro de la pared, apoyá las dos manos y empujala, estirando la parte posterior de las piernas, ya que ahí es dónde más se acumula la tensión.

¿El cabello que se cayó vuelve a crecer?

Afortunadamente si, por lo general, una vez que se supera esa crisis de ansiedad o estrés, el cabello crece de nuevo con la misma fuerza y vitalidad que tenía antes de pasar por ese mal momento. Pero el tratamiento pasa por evitar ese estrés que nos provoca el problema y, si se trata a tiempo y bien, puede recuperarse rápido lo perdido.

Esta alopecia puede llegar a corregirse si se consigue llevar una vida mucho más tranquila, llegando a recuperar la calma; para ello a veces es importante seguir una medicación o ayuda psicológica, a veces psiquiátrica. En este aspecto, la gente suele caer en la rutina de comprar productos anticaídas como pastillas, shampoos o diferentes mascarillas naturales para el pelo; pero si el problema es mental u emocional, no servirá de nada por si solo, no será capaz de detener el proceso así sin más. Lo que si puede conseguir es aportar algún tipo de vitaminas que pueda hacerlo más fuerte y sano conforme crezca o el poco que queda por caer, prolongando la situación un poco más.

Existen técnicas que se pueden realizar para conseguir reducir el estrés en el día a día como puede ser el deporte frecuente, practicar yoga regularmente o meditación; pueden ser consejos muy eficaces para ayudar a encontrar ese equilibrio que la persona necesita. Pero algo muy esencial e importante en estos momentos es tener buenas rutinas de sueño e higiene y una alimentación sana que aporte a nuestro cuerpo todas las vitaminas y proteínas que sean necesarios.

Fuente: Bekia Belleza

COMENTARIOS