Copa Libertadores

Si no se sufre no vale: Boca lo empató en el final 1-1 y se clasificó a las semifinales

El Xeneize eliminó a Cruzeiro por un global de 3-1. En Belo Horizonte, Sassá le dio esperanza a los locales abriendo partido y Pavón se la arrancó en el descuento con el empate. Ahora se enfrentará a otro brasileño: Palmeiras

jueves 4 de octubre de 2018 - 6:41 am

Boca Juniors sufrió hasta el final en Belo Horizonte pero en el final obtuvo su premio: Pavón empató el partido 1-1 y logró una trabajosa clasificación a semifinales de la Copa Libertadores. El resultado de ida en La Bombonera fue clave para aguantar el partido en el Mineirao. Palmeiras será el próximo obstáculo para llegar a la final.

Los argentinos salieron medidos y amparados por el resultado de ida: una buena ventaja de dos goles que desesperó a Cruzeiro por cada minuto que se esfumaba. Si bien estuvo pensante para atacar por las bandas -sobre todo con Villa, de buen primer tiempo-; no tuvo solidez en la defensa y sufrió algunas embestidas.

Los ataques de Cruzeiro fueron muy débiles. Barcos estuvo muy solo y con la pelota en los pies no es de lo más dúctil. El juego pasó por la dupla De Arrascaeta- Thiago Neves, responsables de las embestidas más serias. En el minuto final convirtió un tanto que el árbitro anuló por jugada peligrosa del polémico Dedé.

El complemento fue todo para un local que buscó, sin muchas ideas, el segundo gol para ir a los penales. Armó bien las jugadas hasta 3/4 de cancha para después diluirse en los metros finales o caer reiteradamente en centros. Ante la falta de gol, la gente comenzó a pedirle a Menezes por el delantero Sassá.

El entrenador hizo caso y el jugador respondió inmejorablemente: la primera pelota que tocó la mandó adentro. Sassá aprovechó el rebote del córner que le permitió entrar y puso el 1-0.

 

El resultado era esperanzador para Cruzeiro, pero perdió claridad por culpa de la desesperación. Además, Dedé se fue expulsado -otra vez como en la ida en Argentina- por doble amarilla. El defensor fue a todas las pelotas divididas con vehemencia ante los jugadores rivales.

En tiempo de descuento y con Cruzeiro pensando en atacar, llegó una desatención en el fondo que aprovechó Pavón. El 7 le ganó con velocidad al último de la zaga tras una habilitación de Ábila y le rompió el arco a Fábio para sepultar las esperanzas de los brasileños y clasificar a las semifinales.

El equipo de los Mellizos Schelotto se medirá ante otro brasileño: el Palmeiras, a quien enfrentó en la fase de grupos.

COMENTARIOS