Judiciales

Oyarbide restó importancia al llamado del Gobierno y apuntó contra la Policía

El magistrado federal presentó por escrito su descargo ante el Consejo de la Magistratura. Reconoció que fue llamado por el segundo de Carlos Zannini, pero aseguró que fue "un mero transmisor de la noticia"

martes 1 de abril de 2014 - 9:47 am

Norberto Oyarbide presentó hoy ante elConsejo de la Magistratura el escrito con su descargo por la irregular decisión de suspender un allanamiento tras haber recibido la llamada de Carlos Liuzzi, segundo de la secretaría de Legal y Técnica conducida por Carlos Zannini.

El juez federal minimizó en su escrito la importancia que tuvo la llamada del funcionario y optó por cargar contra el accionar de la policía durante el allanamiento de Propyme, la financiera de Guillermo Greppi. Allí, según los testigos, los efectivos pidieron una coima en nombre del magistrado para suspender el operativo.[pullquote position=”right”]Oyarbide restó importancia al llamado del Gobierno y apuntó contra la Policía[/pullquote]

Oyarbide sostuvo que “Liuzzi fue un mero transmisor de la noticia” de que los oficiales reclamaban sobornos con su nombre. Días atrás, ante la Cámara Federal, había informado que los dichos de “tan confiable fuente” lo habían disuadido de terminar con el procedimiento. Este lunes, en cambio, aseguró que “en nada es determinante que haya sido Liuzzi” el que le comunicó lo que sucedía: aún cuando el llamado no hubiese venido “del tan mentado poder político”, la noticia hubiese “acarreado la misma decisión”.

Porque le resultó “un verdadero despropósito humanamente impracticable” presentarse en persona en el allanamiento, el juez resolvió terminar con el allanamiento porque “en su fuero íntimo” ya no podía “desvanecer la sospecha” contra los policías.

“No es en absoluto descabellado presumir que los procederes ilegales se han repetido en los otros allanamientos”, reconoció en otro apartado del escrito publicado este martes por el diario La Nación. En los últimos días habían comenzado a trascender numerosas denuncias de que no habría sido la primera vez que los efectivos pedían coimas en su nombre.

COMENTARIOS