Copa Libertadores

River le ganó 3-1 a Independiente en un complemento frenético y está en semifinales

Los cuatro goles del partido llegaron en la segunda mitad. Romero empató el partido cuando Scocco había abierto el trámite. Parecía complicada la llave, pero los de Gallardo sacaron a relucir el carácter y lo definieron los colombianos Quintero y Borré

martes 2 de octubre de 2018 - 6:58 am

River Plate sacó boleto a semifinales: venció 3-1 a Independiente en un complemento frenético, donde llegaron todas las emociones de otro partidazo como en la ida en Avellaneda para concluír una llave para el infarto. Silvio Romero empató el partido que abrió Scocco que clasificaba momentáneamente a El Rojo, pero los de Gallardo sacaron a relucir todo el carácter copero. Los colombianos Quintero y Borré terminaron definiendo el partido.

En líneas generales, River entendió mejor como jugar el primer tiempo: apretó bien arriba como lo hizo frente a Racing, pero esta vez le faltó la lucidez para definir. En el último pase estuvo errático para la puntada final y vencer a Campaña.

Palacios y Nacho Fernández fueron el eje del equipo por intensidad y por juego. Cuando fueron pasando los minutos, El Rojo comenzó a equilibrar la balanza para finalizar los primeros 45 minutos con una paridad elocuente. Sin embargo, el visitante no gravitó en ataque por las bandas.

A lo que apostó Holan con Benítez y Meza por los costados no le salió, salvo en una jugada en la que River quedó mal parado. Eso sí: no le dieron un penal promediando los 25 minutos proveniente de una plancha de Pinola a Benítez. El VAR volvió a ver la jugada pero no sancionó la falta.

El complemento fue frenético desde el primer momento: a los 2 minutos El Millonario se adelantó en el marcador. De área a área, Gigliotti tuvo su oportunidad de redimirse con un gol, pero la pelota terminó en una contra magífica entre Scocco y Borré. El colombiano generó un hueco y habilitó a Nacho para que ponga el 1-0.

Inmediatamente, los de Nuñez tuvieron el segundo gol que les aseguraba el partido. Pasó todo lo contrario: en una dividida El Puma le ganó a Pinola y despachó en velocidad al otro central Maidana. El 9 le pegó mordido a su remate, pero Armani dejó el rebote vivo en el área y Romero la mandó adentro.

Con el empate 1-1 los de Avellaneda se clasificaban por el gol de visitante. De igual manera, la ventaja le jugó una mala pasada porque interrumpió el partido para ganar minutos, regaló muchos espacios en defensa y dejó crecer a River.

A los 23 minutos, el local aprovechó esos espacios ya con Quintero en la cancha. Con tiempo y metros para pensar, el colombiano quedó con la pelota en el borde del área y engañó con su cuerpo al arquero en su remate. 2-1 para que River pase al frente. Finalmente, con Independiente jugado en búsqueda del gol, los de Gallardo sacaron una contra letal que borré sentenció con un golazo: pelota colocada al ángulo de Campaña, quedándose inmóvil el uruguayo.

Victoria 3-1 y boleto a semifinales, donde espera por Gremio o Atlético Tucumán. Podría tener otra vez una llave contra un Argentino, pero para eso El Decano deberá darle vuelta el partido a los de Porto Alegre -se llevaron la ida 2-0-.

 

COMENTARIOS