Política

Denuncian que Fundación Favaloro cortó prestaciones a la obra social del Congreso por sus deudas

Los empleados del Congreso de la Nación dialogaron con Nexofin sobre diferentes inconvenientes que sufrieron este lunes al intentar atenderse en la reconocida clínica; en pocos años, perdieron Clínica Bazterrica y los hospitales Italiano y Británico

lunes 1 de octubre de 2018 - 7:07 pm

Los empleados del Congreso de la Nación alertaron este lunes que su obra social Dirección de Ayuda Social (DAS) dejó de ser aceptada en la Fundación Favaloro. El aviso llegó luego de que varios trabajadores intentaran atenderse en la clínica y recibieran una negativa como respuesta.

Nexofin tuvo acceso a tres casos de pacientes que este lunes no pudieron atenderse en la clínica.

“Año a año estuvimos perdiendo centros de salud de calidad. Parece una broma de mal gusto, había pacientes con turnos oncológicos que no se van a poder atender”, señaló hoy una empleada del Congreso de la Nación a Nexofin.

Según pudo saber Nexofin, el cese en la prestación de servicios se dio a raíz de una deuda que quienes manejan la DAS tenían con la Fundación creada por René Favaloro en 1975.

Un empleado grabó este lunes con su celular el momento en el que una empleada del centro médico le negaba la atención y le recomendaba: “Se tiene que dirigir a DAS porque, por el momento, se están tramitando todas las gestiones a través de DAS. A partir del viernes ellos gestionan todos los turnos. Se tiene que dirigir a DAS y DAS es el que hace la gestión”.

La noticia llega en un momento delicado, ya que la próxima semana (9 de octubre) hay elecciones en la obra social de los empleados del Congreso. El actual secretario general, Norberto Di Próspero, intentará que su candidato, Máximo Cáceres, sea elegido. Sin embargo, en el Congreso no hay un buen clima electoral para el candidato oficialista, ya que en los últimos años, bajo la tutela de Di Próspero, los trabajadores perdieron la atención médica de varios centros de reconocida calidad. Tal es el caso de la Clínica Bazterrica y de los Hospitales Británico e Italiano.

Según confirmaron a Nexofin fuentes con acceso a los movimientos en la obra social del Congreso, la presunta baja en el servicio de la Fundación Favaloro se dio por una deuda que mantiene DAS con la clínica privada.

Los números que maneja DAS por año no alcanzan para explicar el declive en la calidad del servicio prestado. Por año, la obra social mueve 1.400 millones de pesos, un número más que considerable para poder prestar un servicio de calidad a los trabajadores legislativos.

Del otro lado, el candidato de Di Próspero enfrentará a Ricardo “Coby” Oviedo Montaña, quien encabeza la lista “E”.

En las redes sociales, los empleados del Congreso de la Nación expresaron su enojo por la falta de atención en la Fundación Favaloro, a la que muchos consideraban el único lugar donde podían atenderse con un buen servicio a través de la obra social sindical. Las quejas se remontan a mayo, cuando algunos trabajadores legislativos ya evidenciaban problemas en el servicio surgidos por falta de pago de la obra social a la clínica.

COMENTARIOS