Cuadernos de la Corrupción

Para el fiscal Rívolo, la causa de los cuadernos podría llegar a juicio “el segundo semestre del 2019″

El fiscal defendió la figura del arrepentido: "Es una gran oportunidad de negociación con la persona que se quiere arrepentir para dar una respuesta más rápida a la Justicia"

domingo 30 de septiembre de 2018 - 7:18 pm

El fiscal Carlos Rívolo estimó que la causa de los cuadernos de las coimas podría llegar a la instancia de juicio oral a segunda mitad del año próximo, pero advirtió que todavía no se llegó “al límite” de la investigación.

“Periodísticamente se habla de dos meses, no se de donde salió el anticipo. Hay mucho para analizar, pero esto puede tratarse en un juicio oral sobre el segundo semestre del año que viene”, adelantó en diálogo con Toma y Daca por radio Cooperativa.

Al ser consultado por la coincidencia del posible juicio con los comicios presidenciales, respondió: “Si pensamos en tiempos electorales paralizamos la justicia, porque cada dos años estamos votando algo”. E insistió en que “para la segunda etapa del año que viene podría llegar a haber un juicio oral”.

Rívolo, junto a Carlos Stornelli ,integran el equipo de fiscales del juez Claudio Bonadio, quien tiene a cargo la causa conocida como la de los cuadernos, que tiene a la ex presidenta Cristina Kirchner como la principal protagonista, junto a un numeroso grupo de ex funcionarios, empresarios y arrepentidos.

El fiscal también se refirió al eventual pedido de desafuero de la senadora de Unidad Ciudadana, Cristina Kirchner, a partir de la firme postura de la Cámara Alta para que exista “sentencia firme”.

“La realidad es que la investigación avanza, las investigaciones siguen hacia adelante y esto (el desafuero) no es un impedimento”, señaló. Y analizó que “el Senado se ha parado en una posición de decir necesitamos sentencia firme, sentencia ha subrayado a efecto que tiene que haber fallo de la Corte y en este sentido no peligra la libertad de quien ocupe un cargo dentro de la senaduría o sea sometido en igual rango a juicio político”.

Rívolo defendió la figura del “arrepentido” en el marco de la investigación: “Se nos ha hecho muy difícil investigar la corrupción con las viejas reglas. Un cohecho no te lo probaba si no había una filmación, era extremadamente difícil”, remarcó.

Y si bien destacó que “las presiones existen desde todo punto de vista”, en la actualidad cuando piden “a una agencia del gobierno, llámese Oficina Anticorrupción, UIF, AFIP, que nos envíen datos, incluso vinculados a un funcionario de este gobierno, los datos vienen”.

 

 

COMENTARIOS