Policiales

Cuál es la coartada del cabo de Prefectura que mató a un hombre frente a su familia en la Illia

El abogado del acusado de matar a un hombre frente a su mujer e hijos asegura que reaccionó así porque pensó que le querían robar

domingo 30 de septiembre de 2018 - 6:12 pm

Damián Cutrera, de 41 años, padre de dos hijos de tres y ocho años, compartió hasta poco después de la medianoche del sábado una reunión familiar en la localidad bonaerense de Berazategui y volvía junto a su familia a su casa de San Fernando cuando fue asesinado en medio de la autopista Illia.

El hincha de Tigre, oriundo de Garín, empleado en una empresa de transportes del Bajo porteño, manejaba cerca de las 2:30 de la madrugada su Renault Clio en dirección a provincia cuando se cruzó con el VW Gol de Daniel de Jesús Acosta, de 28 años, miembro de la Prefectura Naval Argentina con rango de cabo primero, a la altura de la última cabina de peaje en el kilómetro 2 de la autovía.

Aunque al parecer hubo un cruce de palabras, por ahora lo único que se sabe con seguridad es que el cabo le disparó su arma frente a su propia familia y Cutrera murió. Acosta fue detenido en el acto por la Policía de la Ciudad, con una causa por homicidio agravado por su rol de funcionario público que tramita en el Juzgado N°62. Una vaina servida calibre .9 mm fue encontrada en el lugar.

El integrante de Prefectura tiene una coartada: “Me roban, me roban”, lo escucharon gritar testigos, según le dijo su abogado, Ramiro Zoloaga, a Infobae. La versión del defensor es que su cliente se defendió de lo que creyó un asalto en “un exceso en la legítima defensa”, la figura que seguramente utilizará ante la Justicia.

“Está anímicamente muy mal porque es un hecho con un desenlace que no esperaba, una sensación que nunca se representó”, dijo el abogado tras su primer contacto con Acosta, que fue alojado este domingo en la Alcaidía de la Comisaría 2 de la Policía de la Ciudad en avenida San Juan al 1700. El hombre de Prefectura presentaría varias lesiones en el rostro, producto del cruce de esta madrugada y de la supuesta agresión contra él y su familia.

Sobre la base del diálogo con Acosta y la lectura de la declaración de la esposa del cabo, a quien aporta como testigo a la causa, Zoloaga indicó que “no hubo ninguna discusión anterior”, sólo “una mala maniobra llegando a la cabina del peaje”: la víctima, de acuerdo con su relato, se cruzó de carril bruscamente.

“Es ahí cuando mi cliente frena, le toca bocina y continúa su marcha. Eso pasó a escasos metros de la cabina, luego ya a la altura de la cabina recibe un choque de atrás, descienden dos personas y lo empiezan a agredir”, aseguró.

El defensor continuó: “Según la esposa ella venía durmiendo y cuando se despierta ve a uno de los individuos del lado de la ventana agrediendo a su esposo y otro del lado del acompañante abriendo la puerta y agrediéndola a ella”, precisó. El cabo no se bajó del vehículo, al menos según su defensor, sino que disparó desde el auto.

 

COMENTARIOS