Aplicaciones Móviles

WhatsApp: cómo tener tu propia “nube” sin gastar espacio

El servicio de mensajería permite guardar archivos de forma segura y sin gastar espacio. ¿Cómo funciona?

viernes 28 de septiembre de 2018 - 3:29 pm

La aplicación de mensajería WhatsApp es una de las más útiles en nuestra vida diaria. Además de todas las funciones que tiene: videollamadas, chats grupales o la versión web, también puede utilizarse para guardar archivos de forma segura o pasarlos de la computadora al celular y viceversa.

Para poder usar WhatsApp como nuestra propia “nube”, solo tenemos que iniciar un chat con nuestro propio número de contacto. Esto se hace de dos maneras: o agregar nuestro número de teléfono como contacto, para iniciar una conversación con él, o creamos un grupo de dos personas y, entonces, borramos ese segundo contacto. Así nos vamos a quedar solos en el chat.

Una vez tenemos una ventana de chat con nosotros solos como contacto, esta se convierte en nuestro espacio personal para almacenar cualquier archivo. Desde una foto que queremos descargar a la computadora, una nota de recordatorio, un video o cualquier otro mensaje, WhatsApp nos permite almacenar cualquiera de los archivos que compartimos habitualmente a través de su servicio, aunque en este caso de manera exclusiva para nosotros.

Como en cualquier solución, WhatsApp cuenta con ventajas e inconvenientes. Entre las ventajas, está la  que puede almacenar y reproducir su aplicación. Por otro lado, todos sus mensajes quedan cifrados en los servidores de WhatsApp, así que en principio, es una nube segura. Además, se trata de un servicio gratuito y conocido, fácil de usar para cualquier usuario sin mucha experiencia.

Las desventajas tienen más que ver con que no se trata de una aplicación especializada en el almacenamiento de archivos. Mientras los videos que grabemos usando WhatsApp no pueden pesar más de 16 MB, cualquier documento adjuntado no puede superar los 100MB. Además, las conversaciones acaban caducando (no está muy claro el tiempo de permanencia, aunque se establece en los 30 días para aquellos mensajes y archivos que no hayan sido recibidos por el destinatario). Todos los archivos y mensajes que pasen por WhatsApp necesitan copiarse de forma local en el teléfono: es en los teléfonos de emisores y receptores donde realmente se guarda todo el historial, con copias de seguridad en iCloud y Google Drive, si están activadas, indica La Vanguardia.

En todo caso, WhatsApp puede ser una buena solución para aquel enlace que queremos recordar luego, la tarea que tenemos que hacer más tarde o las fotos y videos que queremos tener a mano durante los próximos días. Especialmente desde que podemos usar su aplicación web para usar WhatsApp de puente entre un PC y un teléfono móvil.

 

COMENTARIOS