Política

Sospechas sobre Norberto Di Próspero lo alejan en las elecciones de la obra social del Congreso

El próximo 9 de octubre hay elecciones en la Asociación de Personal Legislativo y en las últimas horas Norberto Di Próspero recibió críticas de afiliados por la pérdida de centros de salud de calidad donde atenderse; además, debió sacrificar a dos alfiles de su campaña por denuncias en su contra

viernes 28 de septiembre de 2018 - 5:05 pm
Norberto Di Próspero

Norberto Di Próspero, secretario general de la Asociación del Personal Legislativo (APL), sabe que está en riesgo la conducción de su gremio, si no gana las elecciones del próximo 9 de octubre en la Dirección de Ayuda Social (DAS), la obra social de los empleados del Congreso de la Nación.

En el último tiempo, Di Próspero estuvo en el centro de las críticas, ya que decenas de afiliados denunciaron públicamente la pérdida de centros médicos de calidad donde poder atenderse con la obra social del Congreso.

Tras perder la atención médica en la Clínica Bazterrica y los hospitales Italiano y Británico, ahora los empleados del Congreso están alerta ante la inminente pérdida de servicios médicos en la Fundación Favaloro. “No sabemos si los turnos que nos dieron hace un mes vamos a poder tenerlos. Durante la gestión de Norberto Di Próspero en el sindicato perdimos otros centros de salud de calidad y ahora sólo nos quedan la Favaloro y el Güemes”, explicó a Nexofin una empleada con más de dos décadas de antigüedad en el Congreso de la Nación.

Norberto Di Próspero

Norberto Di Próspero, secretario general de la Asociación de Personal Legislativo

La mala prestación de servicios no se condice con el nivel de recaudación de la obra social, que obtiene 1.400 millones de pesos anuales de los aportes de los empleados. “Desde hace años exigimos que Di Próspero defienda la calidad del servicio de la obra social, pero año a año nos encontramos con peores condiciones”, ahondó la mujer.

El candidato de Di Próspero para las elecciones en la Dirección de Ayuda Social (DAS) es un hombre cercano al radicalismo: Máximo Cáceres. Sin embargo, dentro del Congreso nunca cultivó un perfil alto y pocos lo conocen entre los empleados legislativos, lo que complica las chances de una victoria de cara a las elecciones del próximo 9 de octubre. Por ello, Di Próspero salió al rescate y se puso la campaña al hombro. Además, los primeros números preocuparon a Di Próspero, ya que la lista opositora que encabeza Ricardo “Coby” Oviedo Montaña, un conocido militante peronista, comenzó a aspirar el interés de varios afiliados por encima del candidato oficial Máximo Cáceres.

Norberto Di Próspero

El titular de la Asociación de Personal Legislativo, Norberto Di Próspero

Según confirmaron fuentes del Congreso de la Nación a Nexofin, Di Próspero hasta desafió a un debate público a “Coby”, el rival directo de su candidato en las próximas elecciones en la obra social. Sin embargo, propuso realizar el debate con la transmisión de la radio y el canal de TV del Congreso, que lo manejan empleados cercanos a su sindicato. La “localía” que busca resguardar en su favor Di Próspero fue argumento suficiente para que desde la oposición propusieran cambiar la sede y hacer el debate en Radio 10. Por ahora no se definió este round.

A este inconveniente en la proyección de voto se le sumaron las salidas del gremio de dos hombres cercanos a Norberto Di Próspero.

Se trata de Alejandro López, ahora ex secretario Administrativo del titular de la Asociación del Personal Legislativo (APL), quien se alejó del armado a raíz de una denuncia por acoso sexual contra una empleada del Congreso Nacional.

Norberto Di Próspero

Norberto Di Próspero, titular de la Asociación de Personal Legislativo

Por otro lado, otra de las bajas que sacudieron la campaña del candidato de Norberto Di Próspero fue la de Alberto “Tano” Stracan, Secretario de Organización y Movilización, quien había sido denunciado por haber hecho ingresar a mansalva a ocho parientes al Congreso de la Nación y que cobraban un total de 558.000 pesos todos los meses.

Di Próspero sabe que se juega mucho en las próximas elecciones del 9 de octubre: perderlas en manos de un nuevo candidato opositor podría poner en riesgo su supremacía en el gremio, de cara a los comicios que se realizarán a futuro y que definirán al próximo conductor del sindicato.

COMENTARIOS